jueves, 28 de julio de 2016

Casa es donde estás a salvo


Casa es donde estás a salvo,
el lugar en el que la electricidad
no se precipita escaleras abajo,
no necesitas más brújula que una mirada,
te sientes mejor y todo es tuyo porque nada posees.

Casa es donde estás a salvo,
recuerdas con equilibrio y olvidas sin bofetadas,
te volteas sobre olas que avanzan,
el cuerpo no está en vilo por una caricia
y las palabras, son.

Casa es donde estás a salvo,
protegida del mal,
donde el agua fría no te expulsa,
tiene vistas al mar y la montaña en la nuca,
y nada regresa como un boomerang afilado.

Casa es donde estás a salvo,
donde nada es urgente,
todo tiene el peso adecuado y la levedad necesaria,
puedo hablar contigo, apostar cada jugada
y espantar cada miedo uno a uno.

Casa es donde estás a salvo,
no hay extraños, nadie se desatiende,
la memoria es una almohada,
los descartes no sangran ni arrastras las maletas,
los nudos en el estómago son rosas azules
y no sientes dolor porque ya no te importa.

Busco casa, hogar, nido. Razón aquí.

(©AnaBlasfuemia)


PD: El blog está de vacaciones, pero sigue siendo el lugar en el que dejo "cosas".