domingo, 23 de marzo de 2014

Un padre de película (Antonio Skarmeta)



Páginas: 147
Idioma: Español
Publicación: 2010
Editorial: Planeta

Categoría: Narrativa Contemporánea
ISBN: 9788408095408
Sinopsis: En una aldea del sur de Chile, la vida del joven Jacques se verá marcada por la marcha de su padre. Profesor en la escuela, entabla una relación muy especial con un alumno, quien por su cumpleaños le pide que le acompañe a la ciudad vecina para perder la virginidad.


Hace ya un tiempo (qué rápido pasa) Meg reseñó este libro, con el que no logró conectar y estaba bastante enfadada con la sinopsis que aparece en la contraportada (y que en su comentario podéis ver). Como soy rara, me entraron ganas de leer el libro para comprobar por mí misma los motivos de su frustración. Y yo soy paradójica, pero Meg es generosa, así que tardó cero coma en decirme “toma, el libro para ti”. Y me lo mandó (gracias, Meg). Y por fin hoy, bastante tiempo después, he decidido leerlo.

De entrada puedo decir que estamos ante un relato inflado convenientemente por la editorial con su letra grande y sus márgenes descomunales para venderlo como novela. He decidido poner otra sinopsis, menos engañosa, porque ya sabemos, las editoriales a veces son un poco exageradas. Y es verdad que en la sinopsis que aporta Meg la editorial se ha columpiado a base de bien. El viejo truco de no contar nada de lo que vas a leer (claro, a poco que cuente, ya cuenta todo) y vender clichés a mansalva que apelen a nuestro corazoncito lector.

Este libro aparece en la biografía del autor como novela. No lo es, es un relato. No entiendo muy bien la razón de pretender venderlo como novela porque en realidad le hace flaco favor. Como cuento o relato tendría un pase, como novela… pues no.

De la sinopsis que he puesto, de la cual he prescindido de una parte porque contaba más de lo que debía, me llama la atención el asunto de que nuestro protagonista acompañe a un alumno a un burdel para perder la virginidad. No es que ese hecho se me haga raro, lo que me resulta curioso es saber que el propio autor, Antonio Skarmeta, frecuentó algún que otro burdel porque lo enviaba allí su abuela. Vamos, que en este aspecto sabía de lo que hablaba.

Nuestro protagonista es maestro. Maestro, con 21 años y poca experiencia sentimental. Y como a la fuerza ahorcan, tendrá que madurar a base de esos sopapos que da la vida de cuando en cuando para que espabiles. Tiene 21 años pero parece tener bastantes menos y sobre todo parece más un alumno que un maestro. Cómo y porqué de repente se convierte en adulto, es lo que descubriremos en esta lectura.

Esta historia de iniciación que Skarmeta nos cuenta podría haber sido una buena y entrañable historia si, tal vez, se lo hubiera propuesto. Pero por alguna razón prefirió contarlo con rapidez, sin profundizar mucho ni en los personajes ni en la trama. O la historia no le llegó a él mismo para mucho más. Y le salió esta especie de culebrón, bien contado eso sí, porque Skarmeta es un buen escritor pero a mi esta lectura me transmitió dejadez, prisas... Y así no te llega, no. Se queda a medio camino, en tierra de nadie.

Se lee en un ratito, y tiene destellos de calidad, pero es prescindible como lectura en la que invertir un dinero. Su sitio ideal sería en alguna sala de espera, entre las revistas de corazón, una distracción previa a que te saquen una muela o te hagan un peinado imposible.

Ya veis que de este libro no tengo mucho que decir...

81 comentarios:

  1. Ostras!!
    No se me ocurrirá ni intentarlo. Quizás alguna otra obra del autor ¿no? La verdad es que no he leído nada suyo, lo conozco por reseñas en la prensa pero nada más.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que intentarlo con otros libros de Skarmeta, pero habrá que ir más sobre seguro: La boda del poeta y El cartero de Neruda está ahí en el punto de mira

      ¡Abrazo!

      Eliminar
    2. El cartero de Neruda, la vi en película y me gusto mucho. No recordaba que era suya :(

      Eliminar
  2. Vaya, pobrecito libro, que lo has relegado a una simple mesa de sala de espera entre revistas del corazón. Pues nada, uno menos del que preocuparse, y no es que me disguste del todo, pero de algún sitio hay que quitar...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pobrecito no, un libro en una sala de espera tiene su "chance", seguro que encuentra al menos una buena dosis de paciencia. So yo sé que se agradece no engordar la lista ;)

      Besos

      Eliminar
  3. Siempre gusta también no apuntarse un libro, que le viene bien a la lista de pendientes. Mejor suerte en la próxima lectura!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si oigo los aplausos de las listas de pendientes!! Tampoco ha sido mala suerte leer este libro, no debo ser injusta, pero es prescindible entre las montañas de libros que seguramente disfrutaré ;)

      Besos

      Eliminar
  4. Sí, me quedé con esa impresión de la reseña de Meg que contribuía ya a la que yo tenía del libro, del autor no lo sé, no lo he leído. Esa moda nueva de sacar relatos en plan novela para vende rpor separado ya me repatea el bazo. El protagonista me atrae pero ese empanamiento a los 21? Estaba pensando que quizás más páginas nos podrían explicar a qué viene semejante amebamiento sentimental. Pero que ahora, nada más porque lo habéis leído las dos lo voy a leer yo también cuando vaya a pelarme... y me pelé el jueves... pues dentro de mmm otros cuatro meses jajajajaja. Besos, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg estaba un "poco" enfadada, sí :) Pero viendo la sinopsis que ella puso no es para menos. A ver... a mi no me molestan los relatos así sueltos, pero sabiendo que es un relato. Pero es que este libro a letra y márgenes normales no ocuparía ni.. ¿20 páginas?. No, deja, no quería más páginas, una vez metida en materia mejor que fuera breve, tampoco tendría mucho más que contar. Pues valor y al toro y en cuatro meses nos cuentas o te dejas melena ;)

      Besos!

      Eliminar
  5. Me temo que no me llama, y es una lástima, pero esas cosas pasan... Pero no descarto al autor, quizá en un futuro me anime con alguna otra de sus obras y me convenza. Muchas gracias por la reseña.

    Besos y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me llamó el enfado de Meg, no es que no quisiera hacerle caso, es que a veces cuando un libro no gusta me entra curiosidad, rarezas mías. No, al autor no hay que descartarlo, sería un error.

      Gracias a ti Aglaia. Besos!

      Eliminar
  6. No me atrajo demasiado en su día y ahora me sigue siendo bastante indiferente la verdad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te atrajo ni te atraer no te atraerá :) No tenemos tiempo para indiferencias!

      Besos

      Eliminar
  7. Bueno, bueno, tenía mucha curiosidad por conocer tu opinión, y me alegra coincidir, la idea era buena, pero se queda en eso, y se queda en la superficie de tal manera que no hay por dónde pillarlo. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosidades satisfechas (la tuya y la mía), y además coordinadas ;) La idea buena y hasta el autor lo es (eso parece), pero no tendría ganas o no hemos sabido leerlo.

      Besos!

      Eliminar
  8. Pues mira, no tenía prevista su lectura y está claro que no me equivocaba. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu intuición previsora funciona, eso es un don, eh ;)

      besos

      Eliminar
  9. Esta claro que el libro ha traído miga por culpa del mal hacer de tantas editoriales. Con la conclusión final no creo que lo vaya a leer. Un libro prescindible no es un libro deseable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el error es vender un relato como si fuera una novela y además venderlo como si fuera la repanocha. A veces la modestia hace más que el bombo, pero bueno, allá cada editorial con sus cosas. Estoy segura que tienes muchos libros pendientes de leer que te van a dar más alegrías lectoras que este.

      Saludos!

      Eliminar
  10. No recuerdo la reseña de Meg, supongo que se me pasó pero no es un libro que me llamase la atención y después de leerte pues menos, no creo que disfrutase con él
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enlazada arriba está la reseña de Meg. Muy buena por cierto y muy original, discutiéndole a la editorial las razones que esta afirma que hacen de este libro un imprescindibe. Tampoco es una lectura que se sufra en cuanto a que sea mala... pero no aporta nada, es prescindible.

      Besos.

      Eliminar
  11. Pues nada, lo dejaremos pasar, que ya va bien de vez en cuándo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Laura, como no dejemos pasar libros los libros nos pasan a nosotras y tampoco es!

      Besos

      Eliminar
  12. De momento creo que no me animaré, eso de que tenga cierta dejadez... me echa para atrás.
    Te he nominado a un premio en mi blog:)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La dejadez con dejadez se paga!! :D Bueno, es una percepción (lo de la dejadez), así lo sentí.

      Ahora me paso por tu blog, gracias Sara!

      Besos

      Eliminar
  13. Pues me ha quedado clarísimo Ana. Sin ningún tipo de remordimiento ni pesar me voy sin llevármelo apuntado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin remordimiento, Jara, hay muchos libros qué te voy a decir y hay que filtrar.

      Besos

      Eliminar
  14. No creo que sea un libro para mí.

    ResponderEliminar
  15. Pues yo le tengo ganas. Leí El cartero de Neruda y tengo curiosidad por seguir leyendo algo suyo.El argumento parece humorístico. Espero que así sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humorístico no es, eso ya te lo digo yo. Que te guste ya es otra cosa, que sobre gustos hay tanto escrito que es como si no hubiera nada en verdad ;) Ojalá tú lo disfrutes, en cualquier caso no es una lectura que lleve mucho tiempo.

      Besos

      Eliminar
  16. Pues nada, descartado. Me gustaba al principio por tener como protagonista a un maestro, preo luego em ahs convencido de que no debo leelo. jaja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos idealizados a los maestros ;) Seguro que tienes más libros en la mesita de noche, y el tiempo hay que organizarlo ;)

      Besos

      Eliminar
  17. De este autor me gustó mucho "El cartero" y "La boda del poeta", pero no he vuelto a leer nada de él. Y si no fuera por la reseña de Meg y por la tuya, creo que habría caído en la tentación de llevármelo a casa si hubiese tropezado con él. Ahora, pues no sé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente esos dos son los que tengo en reserva, porque sé que el autor que he conocido aquí puede darme más. Si lo pillas en la biblioteca dále una oportunidad, por si te gusta o te entra mejor, es tan corto que tampoco te puedes enfadar por el tiempo que te quita de otras lecturas. Pero gastarte un dinero ya te diría que no. En cualquier caso, si te gustara lo suficiente, a tiempo estarás de comprarlo ;)

      Besos

      Eliminar
  18. Gracias porque si es un relato que no aporta nada interesante mejor dejarlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni quita ni pone, así que se puede aprovechar para otra lectura ;)

      besos

      Eliminar
  19. Con este autor tengo sentimientos encontrados. Me gustó mucho su libro "El cartero" pero hubo otro (ahora no recuerdo el nombre, mira lo poco que me gustó!!) que me hizo "odiarlo" un poquito. Como veo que a ti este no tampoco te ha gustado creo que de momento no leeré nada más de él ( a ver si en un futuro nos reconciliamos).

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quiero leer más suyo, "El cartero de Neruda" me transmite buenas vibraciones ;) Quiero quitarme el mal sabor de boca que me ha dejado este. Bueno, mal sabor de boca tampoco, más bien me ha dejado la boca que ni fu ni fa. Nada.

      Besos

      Eliminar
  20. Jajajaja, me ha encantado el lugar que le asignas, ¿te imaginas? Encontrar un libro entre el Hola y Diez minutos, si alguna vez me pasa eso lo leeré y luego vendré a contártelo. La verdad, no sé para qué lo escribió si no tenía ganas, me parece una falta de consideración con el lector. Espero que no se haga adulto en el burdel, no me gustan mucho los libros que idealizan la prostitución, no tiene nada bueno esa profesión.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo sé de al menos una especie de sala de espera en la que entre revistas, también hay libros :) Oye, que a lo mejor tenía ganas, pero a mí me transmitió como que tampoco había mucho interés de hacer algo sólido, como si fuera un libro de tránsito para el propio autor. Pero es un suponer ¿qué voy a saber yo?. Es muy de la literatura sudamericana eso de idealizar la prostutición (hasta Gabo lo hace), pero estoy de acuerdo contigo. Puede que haya un uno por ciento que disfrute de lo que hace, pero el resto no tiene nada bueno como tú comentas.

      besos

      Eliminar
  21. Me gusta, así me apunto alguno más cortito para leer. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me gustó :( Pero parece que a ti sí puede gustarte ;)

      Besos

      Eliminar
  22. Esta "novela" no me atrae mucho, así que siguiendo tu sabio consejo y la dejo. Aunque la tendré en cuenta para cuando quiera dejar mi pelo en manos de mi peluquera y hacerme un peinado imposible. Lo cual, a menos que no esté en mis cabales, no creo que suceda en un futuro próximo... ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco te vayas a creer que es muy sabio, en realidad ni siquiera consejo. Y no descartes un peinado imposible, que a veces se nos va la pinza y lo pagan nuestros peinados ;)

      Besos

      Eliminar
  23. Con dos opiniones, tanto la de Meg como la tuya, ya tengo bastante para saltarme esta novela-relato. Se podría pasar si no fuera una escritor reconocido, porque "habemos" muchos que no estamos dotados para esto de la escritura, pero que sea por dejadez o apatía, imperdonable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Skarpeta es buen escritor, estoy segura que el resto de sus libros merecen la pena. Incluso este puede merecerla, si total es un ratito de lectura. Otra cosa es que valga el dinero que cuesta.

      Besos

      Eliminar
  24. De Skármeta he leido El Cartero y Pablo Neruda y Los días del arco iris, ambos me gustaron mucho y me sorprende lo que reseñais, pero si las dos estais de acuerdo no hay duda: lo mejor es dedicar mis esfuerzos a toooodo lo que tengo pendiente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que a lo mejor te gusta, eh. A mi me ha sabido a poquita cosa, un proyecto que se queda corto. Pero lo pendiente siempre tira mucho, eso es verdad.

      Besos

      Eliminar
  25. Increíble pero cierto, he llegado, los lunes, ya sabes, parece que no hay fin del fin, del fin, eres mi postre, oye que el postre es el POSTRE, hablemos con propiedad.
    Este libro no sé si lo rociaron con purpurina o qué pasa pero en este dúo parece que no cuaja ¿hacemos un trío clavera? en serio, sería el desafío a paradoja, el salto mortal, la pirueta imposible... sí, se me está yendo un poco, es que es un lunes de esos lunes.
    Yo me llevo el libro a la pelu, bueno, no es mérito, es que yo tengo la costumbre de llevar el libro encima, excepto cuando lo necesito de veras, que con toda probabilidad me lo habré dejado, hace poco fui con Dorothy pero fue mejor compañía, donde va a parar!!!
    Ni un punto me salvas y encima, vendido como lo que no es ¡ah, no! calla que eso ya lo sabíamos, lo que no sabíamos es que el tamaño en este caso importa. Si es que... ahora dime que hago, oh! presi de la sombra!
    Un besote de ¿participas en mi sorteo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tienen los lunes, que siempre llegan. Pero también se van y eso es así. Con propiedad o sin ella, postre me quedo, claro que suena peor lo de ser segundo plato, eso es verdad. Quita, quita, déjate de piruetas, te cambio la pirueta por una piruleta, tiene menos riesgo. Las leyes de Murphy parece que tienen un chollo contigo, así que no tentemos a peluqueros y peluqueras no sea que te dejen un peinado de película. Te digo qué tienes que hacer, así a plena luz, pero en la sombra que es lo mío: seguir así ;)

      Beso de va a ser que participo, sí (aunque sin esperanzas, eso también)

      Eliminar
  26. Me suena la reseña de Meg y, la verdad, me fíe de su criterio y no me pasó como a ti, por lo que ya tenía este libro olvidado. Ahora que me lo recuerdas, me reafirmas que hago bien metiendo esta historia en el cajón de los libros que no voy a leer. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me pasa a veces, que reseñas negativas me fustigan, me llama ir a contracorriente, qué le voy a hacer. Espero que ese cajón sea pequeñito, más que nada porque me imagino que el cajón de libros que quieres leer sera enoooooooorme ;)

      Besos

      Eliminar
  27. Ah, pues yo para eso me compro Qué Leer, que me habla de muchos libros y es más barato que comprar uno.
    Evidentemente no lo he leído, me gusta Skármeta, y me cae de miedo. Pero este lo aparco donde estaba, en la librería
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. también es verdad, mejor comprarse el Qué leer. Aunque lo barato a veces es caro, eso decía mi padre y ahí tenía razón (en otras cosas no). El libro en este caso no me ha espantado del autor, porque barrunto la calidad, no sólo por lo que le precede. Si en algún momento no tienes qué leer...

      Besos

      Eliminar
  28. De este hombre he leído El cartero de Neruda, que me enamoró de principio a fin... Quiero volver a leerle, pero creo que no será con esta, al menos de momento =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cartero de Neruda tiene buena fama, sé que ahí no me voy a pillar los dedos. Si tienes otras opciones de Skarmeta, mejor a ellas ;9

      Besos

      Eliminar
  29. Pues nada, sigo anotando y la lista crece y crece. Esto es como una preselección luego haré la selección final jejeje.
    Gracias por tus estupendas sugerencias.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coff, cofff!! (en realidad no era exactamente una sugerencia) ;)

      Besos!

      Eliminar
    2. Al decir sugerencias no me refería a ésta particularmente, sino a tu buen criterio literario. Ciertamente, las prisas no son buenas y mi comentario fue más bien una visión de conjunto. Puede que no se merezca un lugar destacado, pero (lo mismo que tú) creo que es bueno leer de todo. Fíjate "50 sombras de Grey"!!! !Qué horror!! más tiene fervientes admiradores jejeje.
      Beos!!

      Eliminar
    3. En realidad es que tampoco quiero desaconsejarlo (no me gusta, todo libro tiene su lector), pero a mi no me ha transmitido gran cosa y estoy segura que Skármeta es mejor escritor de lo que este libro muestra, aunque como digo hay destellos que me apuntan a qué puedo esperar en otros libros suyos (que no descarto leer).

      De las sombras no digo nada, ahí están y no recrimino su existencia, si acaso al mundo editorial sí les diría alguna cosa, pero ¿para qué?

      Besos!

      Eliminar
  30. No leí "El cartero..." pero ví la película y la historia me gustó. De todos modos no me llama la atención este libro así que lo dejo pasar. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película tiene también buenos comentarios, yo el libro no lo he leído todavia pero lo leeré. Hay opciones ;)

      besos

      Eliminar
  31. No he leído nada de este autor. He visto las adaptaciones cinematográficas de 2 de sus obras: El cartero y Pablo Neruda, que me encantó en su día (tambien fue adaptada al teatro). Y El baile de la victoria, de Fernando Trueba, que me pareció pretenciosa, emocionalmente plana. Skarmeta no me atrae especialmente. Así que por lo menos, uno que no añado a la lista. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía de la versión cinematográfica de Trueba, pero si aun así te pareció emocionalmente plana ya me alerta un poco, que este libro no me ha dicho mucho pero sobre el resto de la obra de Skármeta sí tenía más expectativas. Gracias a ti por comentar ;)

      Eliminar
  32. Con Skarmeta tengo poca experiencia pero muuuuuuuuuuuy intensa. El cartero de Pablo Neruda es uno de mis libros favoritos. Yo creo que con este el problema está en que crees que es una cosa y te encuentras otra, una pena, porque las decepciones marcan mucho. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en verdad después de la reseña de Meg tampoco te creas que tenía muchas expectativas. Lo cierto es que aun siendo un relato majillo pues como que tampoco es imprescindible ni mucho menos. Al cartero lo tengo esperando (por todas las veces que me hacen esperar ellos) ;)

      Besos

      Eliminar
  33. A mi también me cabrea que las sinopsis sean engañosas y cada vez que encuentro alguna, la denuncio sin contemplaciones. No creo que lea este libro, la verdad. Huyo de los relatos, prefiero las novelas, y más si unos están disfrazados de los otros.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas que suelo mirarme mucho las sinopsis, aunque por lo menos saber de qué va el libro sí. Otra cosa es ya cuando la sinopsis generan expectativas que luego ni se cumplen ni se intenta siquiera. En este caso se columpiaron a base de bien, la verdad. A mi los relatos me gustan, pero también cuando tengo claro que es eso: un relato.

      Besos

      Eliminar
  34. No he leído nada de Skarmeta, y eso que tengo por casa El cartero de Pablo Neruda, pero después de tu reseña creo que seguiré sin animarme con este autor. Espero no llevarme un chasco y encontrarme con lo que no es.
    Lástima que no te haya gustado pero siempre son de agradecer reseñas que dejan las cosas claras para saber a lo que atenerse.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo al cartero esperando, pero dejé que este se le adelantara. Mis previsiones sobre el cartero son más optimistas, eso es verdad, así que no te desanimes con el autor así en general, que no sería justo. Es cierto que se agradecen reseñas que sirven para descartar, pero no creas que a mi me gusta hacerlas (bueno, lo que no me gusta es leerme un libro que no me satisface).

      Besos

      Eliminar
  35. Pues muchas gracias por tu sinceridad, Ana. ¡Uno que no me va a quitar tiempo ni paciencia!
    Un besote, preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sincera soy, lo cual no quiere decir que lo que yo diga vaya a misa, eh :P Pero el tiempo y la paciencia son "bienes" que hay que cuidar, eso es cierto

      Besos

      Eliminar
  36. Pues lo tenía por ahí anotado, pero se me han quitado las ganas... En fin: creo que lo dejaré pasar por ahora.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  37. muchas gracias por la reseña! y si la veo no creo que me llame ;D
    Un saludo!! besos

    ResponderEliminar
  38. A mí sí me gustó. La leí hará dos o tres años- la reseña anda por el blog- y la disfruté, sí, señora.
    Besos,

    ResponderEliminar
  39. A mi la verda no me ha llamado ni siquiera la Sinopsis, pasaré de este "relato - novela", por que a Skarmeta lo tengo en mi lista con El cartero de Neruda.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  40. Si con tan pocas páginas ya es un libro hinchado, no me imagino cuantas tendría en realidad. No el problema en ponerlo como relato. Veo que es un libro de los que hay que pasar de largo, tanto por la historia como por el intento de "colarnos" lo que no es.

    ResponderEliminar
  41. Si ya de entrada no me llamaba la atención, tras leerte, menos aún.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  42. De primeras no me llamaba, pero si además tu no tienes mucho que decir sobre él, queda claro que no estará entre mis posibles
    Besos

    ResponderEliminar
  43. Bueno pues como me fío de tu gusto, no le miro ni el lomo...

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA