martes, 11 de marzo de 2014

Los amores de un bibliómano (Eugene Field)



Título original: The love affairs of a bibliomaniac
Traductor: Ángeles de los Santos
Páginas: 208
Publicación: 1896 (2013)
Editorial: Periférica
ISBN: 9788492865819
Sinopsis: Bibliomanía: «Pasión de tener muchos libros raros o los pertenecientes a tal o cual ramo, más por manía que para instruirse». Diccionario de la Lengua Española.
He aquí la historia de un viejo y peculiar coleccionista de libros, en la Norteamérica de finales del siglo XIX, rodeado de personajes tan singulares como entrañables: sus amigos, el juez Methuen y el doctor O’Rell; su hermana, la señorita Susan; sus amores de juventud, Captivity Waite, Fanchonette… Una novela repleta de humor, encanto e inteligencia sobre los deleites, aventuras y desventuras de la bibliomanía. Pero también sobre la alegría de vivir, contagiosa en todas sus páginas.


Muy pocas personas parecen darse cuenta de que los libros tienen sentimientos

He aquí uno de esos libros que todo amante de los mismos debería de leer algún día. En él vamos a encontrar muchos de los tics que padecemos quienes tenemos la lectura como un acto cotidiano y diario más: el aprecio por las buena ediciones, el coleccionismo de libros (hasta el punto de que en algunas etapas se adquieren a un ritmo más elevado del que somos capaces de leer), la relación con nuestros libreros, la adoración por los libros que nos dejan huella, la duda sobre si se ha perdido un libro o nos lo han robado, apreciar o cuestionar las traducciones, el descubrimiento de los libros ilustrados, que si los editores, que si las erratas, que si las traducciones…

Siendo un libro escrito en 1896 se me hace curioso comprobar como hay cosas que no cambian:

“Sin embargo, el haber decidido comprarlo había sido para mi casi como si, en efecto, lo hubiera comprado. Creí –vamos, lo habría jurado- que había comprado el libro, simplemente porque pretendí comprarlo.”

No es la primera vez que en la librería cojo un libro y lo vuelvo a dejar porque creo que lo tengo. Hasta que pasado el tiempo, cuando voy a coger el libro en cuestión para leerlo me doy cuenta que no lo he comprado. Desconcierto inicial (¿lo he prestado? ¿me lo han robado?) y frustración posterior al darme cuenta que creía haberlo comprado pero no… Carrera a la librería cruzando los dedos porque aun tengan algún ejemplar.

Si disfrutáis del momento en que tenéis que elegir una nueva lectura como quien está a punto de resolver un misterio inescrutable. Si cada vez que entráis en una gran librería miráis las estanterías como si fuera la primera vez. Si suspiráis al terminar un libro que de alguna manera os ha sacudido y os quedáis un rato sin saber qué hacer a continuación. Si cuando un libro os gusta mucho en lugar de leer más rápido lo hacéis más despacio para que os dure más. Si habéis llorado y reído con un mismo libro. Si teniendo libros nuevos por leer de repente os apetece releer un libro. Si compráis un libro porque tenéis muchas ganas de leerlo y luego lo dejáis en la estantería durante meses y meses (sin leer). Si cuando veis a alguien leyendo o con un libro en la mano adoptáis posturas inverosímiles por saber de qué libro se trata. En definitiva, si amáis los libros, entonces os identificaréis en algunos momentos con el cínico y entrañable protagonista (así lo define el hermano del autor) de Los amores de un bibliómano.

Quiero en este punto decir que personalmente me considero más bibliófila que bibliómana. La definición de bibliomanía de la RAE está en la sinopsis, la de bibliofilia os la aporto yo (también de la RAE):  

1. f. Pasión por los libros, y especialmente por los raros y curiosos.

Y aclaro esto porque quizás esa diferencia es la que hace que algunos tramos de esta lectura sean un poco más costosos, nombres, autores, editores, personajes varios del momento literario de la época a veces atascaron un pelín la lectura. Aunque más que atascarla, que quizás sea una expresión que no haga justicia a la sensación, eran momentos en los que me parecía leer la Wikipedia.

También nos vamos a encontrar con algún pasaje pelín machista, pero que evidentemente no se tienen en cuenta, al fin y al cabo es cuando una recuerda que es un libro escrito hace más de cien años. Y ahora las mujeres leemos. ¡Y hasta hay mujeres que escriben y todo! (premiarlas no las premian tanto como a los hombres, eso sí). Anda que no nos queda nada que recorrer…

No sirva lo que acabo de comentar de excusa o de inconveniente. Son muchos más los méritos de este libro que los obstáculos y deméritos. El humor del autor es absolutamente delicioso, con pasajes muy divertidos e irónicos. El cinismo entrañable al que hacía referencia antes, la ironía sutil y divertida… son constantes en el libro y hay párrafos tremendamente divertidos. Es un libro además muy bien escrito, algo que personalmente valoro mucho.

Hay mucho amor por los libros en este libro. Y creo que con esta frase defino el libro (de hecho va a ser la única que ponga en negrita). Comprad el libro, ponedlo en la estantería y cuando sepáis que es el momento, abrid la primera página. Que lo disfrutéis.

Risa para mis momentos más alegres, distracción para mis preocupaciones, consuelo para mis pesares, charla ociosa para mis momentos de mayor pereza, charla ociosa para mis momentos de mayor pereza, lágrimas para mis penas, consejo para mis dudas, y seguridad contra mis miedos. Todo esto me dan los libros, con una prontitud y una certeza y una alegría que son más que humanas. Por eso yo no sería humano si no amara a estos amigos y no sintiera eterna gratitud hacia ellos.
(©AnaBlasfuemia)

90 comentarios:

  1. Me ha encantado! Voy a hacer como dices, ir corriendo a la biblio a ver si la tienen! Y claro que me han pasado muchas de las cosas que cuentas... jajajaja, creo que todos padecemos del mismo mal... pero bendito mal!
    Besos Ana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos contarás si la tenían. Si es de las cosas buenas que tiene este libro, que te reconoces en muchas cosas, en muchos "sintomas". Bendito mal, sería horrible un mundo sin libros (escalofríos me dan de pensarlo)

      Besos!

      Eliminar
  2. Aquí se presenta otro bibliófilo. No conocía el libro, pero con lo bien que lo pones seguro que es una lectura interesantísimo. Anotado queda. ¡Gracias!

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muchos los "enfermos" de biliofilia ¿verdad? Es una lectura divertida, curiosa, a veces un poco a trancas y barrancas, pero con muchas cosas subrayables. Gracias a ti.

      Besos!

      Eliminar
  3. Yo tampoco lo conocía pero desde luego parece que merece la pena para los que sentimos pasión por los libros, sea bibliofilia o bibliomanía. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene el gustillo ese de verte reconocida en muchas cosas, que se ve que para ciertas pasiones no pasa el tiempo ;)

      Beso!

      Eliminar
  4. Definitivamente, este libro es para mí. Ahora mismo voy a mirar el catálogo online de la biblioteca a ver si lo tienen. Gracias por la reseña.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de esos libros no tanto sobre libros (que también, pero no tan reconocibles) como sobre lectores y ahí, sí, es para nosotros ;)

      Besos

      Eliminar
  5. Qué bonita reseña, Ana. Como los buenos libros, me ha emocionado y hecho reír a partes iguales. Qué especial sentimiento este del amor por los libros. A veces me he sentido tan afortunada y agradecida ante una buena lectura.
    Qué divertida situación describes, cuando vemos a alguien leyendo y queremos saber a toda costa qué. Siempre siento cierta simpatía por la gente que lee, en parques, piscinas, playas, cafeterías o medios de transporte.
    Colocaré este título en mi lista de pendientes. Besines, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro divertido, porque te reconoces. Hay partes más espesas, porque a veces da datos, nombres... que distancian, pero está bien escrito, con mucho humor y sobre todo choca eso, que haya cosas por las que el tiempo no pasa.

      ¿Sabes? lo malo de los lectores electrónicos es que no puedes ver qué están leyendo los demás ¡¡ggggrrrrr!!!

      Besos Beatriz!!

      Eliminar
  6. Este libro tiene que ser mío. A mi me ha pasado como a ti y pensando que tenía un libro descubrir que finalmente no estaba conmigo o pero aún teniendo un libro encabezonarme con que tenía otro aspecto y preguntar en plan cansino entre las pocas amistades con las que intercambio libros (de ida y vuelta se entiende) quién lo tenía. Y al final tener que disculparme por haber sido tan pesada cuando en realidad el libro estaba en su sitio de siempre. Es que este mundo de libros crea muchas manías y... de todo , en fin.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que a todos nos ha pasado ese tipo de cosas con los libros: creer que lo tienes y no. Pensar que no lo tienes y resulta que sí (y tienes que devolver uno). Pensar que tienes uno de una edición concreta y no encontrarlo porque lo tienes en otra y es otra portada... Anécdotas varias que seguro todos compartimos...

      Besos!

      Eliminar
  7. Definitivamente soy una bibliófila; declarada y muy orgullosa, además, mira que me he sentido identificada con todas esas manías y me han hecho sonreír... Ya tengo este libro muy arriba en mi lista, solo necesito dar con él, y espero que suceda pronto. Gracias por la excelente reseña, el último párrafo que compartes es precioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí otra bibliófila!! Y también orgullosa. Y sobre todo, agradecida, porque los libros me han dado mucho. Y compartimos también manías, anécdotas y situaciones que seguro nos pasan a la mayoría. El último párrafo creo que nos sentimos muy identificados todos los lectores con lo que dice ¿verdad?

      Besos

      Eliminar
  8. No sé que añadir, ya lo dices tú todo y yo me relajo a contemplarlo. Esas oraciones condicionales... Sí, sí, sí y así. .. cabeceando como el perrito de coche de moda de hace algún tiempo. Esto de la bibliofilia está más que aposentado, lo que me temo es caer en la biblomanía jeje (exageraba).
    Un libro bien escrito y que da pie a la satisfacción y el buen humor, desde esta ventana, ahora mismo no se me ocurre mejor propuesta que esa, leer y sonreír ante el caso propio. Atardece, que no es poco ;)

    Un besito contagiado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Admito relajación como comentario :D Si es que a quienes nos gusta leer compartimos rarezas y síntomas. La bibliofilia ya es un apellido, nos gusta leer qué le vamos a hacer. Y ahora que pienso, con todo lo que nos dan los libros ¿qué les damos a ellos? :o

      Besos contingentes!

      Eliminar
  9. No me llama mucho, me gusta la idea y has dado en el clavo con nuestra descripción, sobre todo lo de mirar descaradamente para averiguar que está leyendo otra persona, jaja, pero no me convence el personaje principal ni la parte Wikipedia. Esta vez y sin que sirva de precedente no te voy a hacer caso.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no podemos evitarlo ¿verdad?... ver a alguien con un libro y hacer lo posible para saber qué está leyendo. ¿Y si es uno de tus libros preferidos? uffff... eso da para mucha miga :D No sirve de precedente, no, no te lo tendré en cuenta ;)

      Besos Norah!

      Eliminar
  10. Me parece una novela estupenda. Muy divertida y original.
    Me he sentido muy identificado con el amante de los libros que describes. Ese sudor frío que entra cuando tienes que aguantar las ganas de tirar de la tapa del libro y ver el título que lee la persona que tienes enfrente porque después de unos minutos interminables adoptando todo tipo de posturas y estrategias, intentando guardar la compostura, no has conseguido identificar.
    Cantidad de libros que parecen comprados por kilos...
    Encima al protagonista le gusta Cervantes. Genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy divertida y está muy bien escrita. La verdad que no es sólo leer, es también escoger un libro, ver qué lee otra persona... que por cierto, ya lo decía más arriba, que ahora con eso de los lectores electrónicos cada vez es más difícil saber qué leen los demás.

      Un libro muy majo y una lectura muy agradable ¿verdad?

      Besos

      Eliminar
  11. Me lo anoto, pero me esperan libros que me llaman más en este momento.

    Muchas de las reacciones que comentas me han ocurrido a mi también, pero la verdad que no busco libros raros y curiosos, tengo pasión por leer, más que por el libro como objeto, aunque evidentemente en una librería te entran por la portada o los buscas porque te han interesado en alguna reseña, artículo, reportaje,, o la simple opinión de alguien a quien escuchas…

    Y últimamente me he convertido en donante de libros, dono muchísimos a la biblioteca de mi ciudad, bien para el propio fondo de la biblioteca o para nutrir bibliotecas de barrio, también los regalo. Algunos me los quedo, pocos, y a veces me pregunto “para qué” los guardo, si su función ya acabó y no suelo releer… He llegado a la conclusión que es para a veces mirando las estanterías intentar experimentar de nuevo la sensación que me produjeron cuando los leí. Qué pena que las sensaciones que provocan un libro, una canción, una película, una conversación, una mirada, una risa no se puedan coleccionar. Las cosas ocurren una sola vez, la segunda es la segunda, nunca la primera… Nada es para siempre.

    Interesante propuesta. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo muy claro lo que serían libros "raros", aunque supongo que la definición se refiere a libros descatalogados, ediciones limitadas, yo que sé. Al bibliómano le va mas eso de los libros como objetos (además de las lecturas), a mi me va más la pasión por las lecturas, aunque aprecio una buena edición (ahí están Impedimenta, d'Epoca... etc... editoriales que cuidan mucho los libros y que siempre se agradece). En la libreria yo como no vaya a tiro fijo me vuelvo churro, porque ahí ya entran portadas, sinopsis, editoriales, autores.... y puede ser una perdición.

      Yo también estoy donando libros últimamente, aunque los llevo a las bibliotecas de pueblos que seguro lo agradecen más. Antes los dejaba por casas de amigos, así como el que no quiere la cosa, pero últimamente estoy haciendo hueco... A mi si me gusta releer, y me gusta tener libros que me llegan especialmente, quizás como tú dices para recordar sensaciones y emociones, pero también para que esté ahí dispuesto a ser releído. Es que además esos hasta me gusta tenerlos a la vista, lo cual es un problema (de espacio). En cierta manera esas sensaciones se "coleccionan" en el recuerdo ¿no?. Aunque estoy de acuerdo contigo que la segunda no es la primera, pero eso no la hace menos. Con alguna relectura, pasado el tiempo y leído en mejor momento, ha sido mejor que la lectura inicial..

      Gracias a ti por comentar. Besos!

      Eliminar
  12. Me suena que lo tengo anotado. Yo me declaro bibliófila enfermiza jejjjejej. Todos los libros me gustan, da igual el tamaño, el autor etc. Ésta es una de las razones (bueno, la única) por las que me resisto al e-book. Me encantaría tener una gran biblioteca, aunque para ello tenga que cambiar de casa. jajaj
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay varias reseñas por ahí y una de Marilú Cuentalibros de no hace mucho, así que es fácil que ya lo tengas anotado. El ebook es apañado también, más barato, que según para qué tipo de libros, de esos que no son imprescindibles, vienen bien. Yo lo uso y con alguno me ha pasado que lo compré en electrónico y una vez leído quise tenerlo también en papel. Y la verdad que el tema del espacio es complicado, pero ya nos vamos apañando (a la fuerza ahorcan)

      besos

      Eliminar
  13. Sí, sí y sí... Me veo ahí. Bibliomaniaca, esa soy yo. Desaforada por los veinticuatro costados :-D Apuntado está desde hace tiempo y, como te pasó a ti, creía tenerlo. Acabará en mis manos, por supuesto, y en mi estantería. Incluso lo leeré.
    Me ha gustado esa historia de amor que cuentas sin contar. Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, tanto te ves ahí que hasta te lo has puesto de apellido, jajajajaj ¡Viva el desaforo, Zazou!, que total, la vida son dos días... Fíjate que yo pensaba que hasta te lo habías leído ya ;) Pues nada, habrá que buscarlo entre tus selectas catas!!

      Besos!

      Eliminar
  14. Un librito que seguro que nos arranca una sonrisa por la identificación inmediata de lo que leemos en nosotos mismos, lecturas no memorables, supongo aunque de cierta forma inolvidables, nos buscamos en esas líneas para justificar nuestra existencia y nuestra pasión jajajaja. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sonríes, por la identificación (inevitable) y por lo bien escrito que está. Que por cierto, el libro termina con un escrito del hermano hablando de Eugene Field. Muy interesante también, puesto que a los pocos días de terminar este libro se murió el hombre. Y digo yo ¿por qué hay que justificar las pasiones, eh?

      Besos presi! ;)

      Eliminar
  15. Ya me había anotado este título cuando lo reseñó Marilú así que me alegro de que tú también lo hayas disfrutado y nos lo recomiendes, ahora solo falta encontrar tiempo para leerlo :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Tatty, ya lo siento pero no tengo tiempo para prestarte, que ya bastante tengo con exprimir el mío :P (que si me sobrara repartiria, eh, pero no es el caso, no)

      Besos!

      Eliminar
  16. Qué bonita reseña :) Yo también lo compruebo todo en el diccionario de la RAE :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta descubrir palabras, aunque luego se me olviden. El libro es muy curioso ;)

      Besos

      Eliminar
  17. Me gusta que haya amor en este libro por los libros :) a veces, me gusta leer cosas como la que hoy traes. Según esa definición de la RAE, me ajusto un poco a ella, me gusta aprender definiciones y saber realmente lo que significan (antes tenía una ligera idea solo).

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eugene Fiel amaba leer y amaba los libros y la verdad que eso es algo que se nota desde la primera página. Un libro que subrayé bastante. A mi también me gusta aprender palabras, y es verdad que a veces tenemos una ligera idea de lo que significan, pero esta bien saber más. Es lo que tiene de bueno leer (además de otras muchas cosas), que al menos no dejas que tu vocabulario se empobrezca.

      Besos

      Eliminar
  18. Lo tengo en los pendientes de lectura con asterisco para darle prioridad, creo que disfrutaré de su lectura por lo menos como tú has disfrutado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro disfrutable, así a ratitos. Hay partes más espesas, ya te digo, pero la sensación final es de una lectura agradable.

      Besos!

      Eliminar
  19. Ana, ¿tú te has propuesto acabar conmigo? Otro libro más a la lista y, como han dicho por ahí arriba, con asteriscos para remarcar la prioridad. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay no, Manuela, ¡qué voy a querer acabar contigo!. Prioriza mujer!! ;)

      Besos

      Eliminar
  20. Pues apuntado queda, algún lo leeré. En mi caso creo que soy bibliófila y bibliómana a partes iguales.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, no te creas, cuando leas el libro te darás cuenta que ser bibliómana es mucho más sacrificado (yo diría incluso friki)

      Besos

      Eliminar
    2. Disculpa Ana, espero hayas aprendido a leer comentarios tan mal escritos como éste...jejeje, las prisas no son buenas!! Quería decir que algún día lo leeré.
      Prometo estar más atenta (estoy a mil cosas)!!!

      Eliminar
    3. Tranquila, que ya leo hasta lo que no se ha escrito ;)

      Eliminar
  21. Libro para amantes de los libros que tengo bien apuntado, porque casi siempre los termino disfrutando un montón. Supongo que es sencillo empatizar con lo que nos proponen :)

    Ese deje un tanto machista es muy de los clásicos. Yo, que estoy releyendo Drácula, también me topo con él en alguno de los diálogos. Es como dices, sumergirse en esas historias es hacerlo también en otras épocas, y en muchos sentidos chocan con la perspectiva que tenemos hoy en día.

    Besines, Ana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos fragmentos en los que no sólo empatizas, es que te reconoces cien por cien. El deje machista, aun sabiendo cuándo fue escrito no puedes evitar que te chirríe. Lo malo es que algunas cosas siguen siendo validas hoy en día, y hay aún quien piensa así. Aunque lo digan para hacerse los "graciosos". Lo dicho: queda mucho por recorrer (en igualdades en general, no sólo de género).

      Besines paisanu!

      Eliminar
  22. Es un libro hermoso, mezcla amores y destila pasión por las letras. Quizás algo superficial a ratos o tal vez seamos los lectores empedernidos los que no nos vemos hartos y a este tipo de libro siempre les pedimos más.
    Disfruté muchísimo con su lectura
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho, hay mucho amor por los libros en este libro. Y claro, eso nos gana, tenemos esa predisposición casi innata a simpatizar con los que, como nosotras, son lectores también y aman los libros. Es un conjunto de anécdotas, así que supongo que es inevitable caer en la superficialidad, o en el mero dato. Y claro ¡nos gusta que nos sorprendan!. Con sus defectillos, es un libro agradable de leer y tener, con pasajes divertidos y reconocibles.

      Besos!

      Eliminar
  23. No creo que esté en el momento de leer una novela así, pero me gusta... Me han gustado las citas, es imposible no sentirse identificado. Yo también me considero bibliófila (hasta el nombre de mi blog lo dice) y no hay más que verme mirando y tocando cada cierto tiempo el pedido de tres libros que me ha llegado hoy a casa. Y que seguramente se queden unos buenos meses sin leer... excepto uno, para el que tengo planes especiales.
    Besos!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es parte de la "tarea" del lector saber el momento adecuado para según qué tipo de lecturas, así que estoy segura que sabrás darte cuenta cuándo este libro quiere ser leído ;) Yo estoy a punto de recibir un pedido y ya le estoy haciendo hueco, no te digo más (ni menos, que seguro que me entiendes) ;) Estaré atenta a ese libro para el que tienes planes especiales

      Besos!

      Eliminar
  24. Ya lo tenía apuntado y ahora, con tu preciosa reseña, lo subrayo, lo remarco, le pongo colores bien bonitos, que este libro lo tengo que leer sí o sí.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡parecerá una discoteca este libro en tu lista! con tanta lucecita y colorido ;) A por él, Margari

      Beso!

      Eliminar
  25. Tomo nota, que tiene muy buena pinta. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma buena nota!! Con sus cosillas, hay partes tan meritorias que es recomendable leer.

      Abrazo!

      Eliminar
  26. Lo había visto y el título me había atraído. Pero no siempre compró todo lo que me atrae, necesitaría una carretilla. El lunes mismo compré uno de Danielle Thiéry (novela negra francesa) y encargue dos.
    Y resumes muy bien todas esas emociones que se sienten alrededor de los libros y la lectura. Hay uno especial, cuando acabo la novela y me quedo con ganas de seguir sabiendo de esos personajes, pero no es posible, la historia ha acabado y necesito tiempo para desengancharme de ellos y salir del túnel por el que entré en sus vidas
    Lo apunto.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo intento comprar lo que me atrae y, digamos, está contrastado, que no está la cosa como para que en la carretilla se cuelen libros que luego te duele haber pagado. El de Danielle Thiéry será "Clavos en el corazón" ¿no? Está muy de moda, tanto que a mi me ha echado un poco para atrás, al menos de momento. Pero mañana debieran de llegarme unos cuantos, no me voy a quejar :)

      Esos libros que al terminar continuan, que no acaban al cerrar la última página, son los que merecen la pena. Te acompañan mucho tiempo después, incluso llegan a convivir con otras lecturas..

      Abrazo!

      Eliminar
  27. Me encanta este tipo de libros!!!
    Me lo llevo!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te encanta, está claro que haces bien en llevarlo ;)

      Besos

      Eliminar
  28. A mí no me ha pasado eso de pensar que tengo un libro y no encontrarlo al ir a buscarlo. Más bien me ha ocurrido que al ir colocandolos me he encontrado dos y hasta tres ediciones de la misma obra. Me encanta este amor por los libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo alguno repetido también he tenido, pero no suele ser habitual. Intento organizarme para que no me pase ;)

      Eliminar
  29. Me ha sorprendido que el libro fuera escrito a finales del siglo XIX, creo que eso lo hace absolutamente genuino. Me encanta que todo gire en torno a pasión por los libros. Es hilarante, magnética, contagiosa. Cuando el bibliómano encuentra un tesoro de papel, se sumerge en un pequeño trance. Y estar ahí, compartir esa sensación con el lector... Un privilegio.
    Gracias, Ana. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es sorprendente encontrar tanta coincidencia a pesar de situarnos en siglos distintos, se ve que el amor por los libros sufre de pocas variaciones. Y claro, cuando la pasión por los libros une el tiempo pasa a un segundo plano. No hay diferencia de edad ;)

      Gracias a ti. Besos

      Eliminar
  30. Tengo este título apuntadísimo desde que me lo encontré en casa de Mientras Leo, así que aquí ya tenías a una lectora convencida antes de empezar a leer tu post. Y ahora, después de leerlo, me queda esa frase estupenda de " aquí hay mucho amor por los libros". Pues eso, irresistible, ¿no? Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fácil convencer a quien ya viene convencido ;) Hay amor, sí, y un poco de "enfermedad" también, por eso es importante remarcar la diferencia entre "bibliofilia" y "bibliomanía". Aun así, prepara el lápiz de subrayar ;)

      Besos

      Eliminar
  31. Ayer estuve a punto de comprarlo, pero como leer es elegir al final opté por otros dos. Ya veo que no debería haberlo dejado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que elegiste bien ;) Elegirlo todo es imposible, aunque nos tienten tantos libros. Parte de mi aprendizaje como lectora ha sido precisamente aprender a elegir (a la fuerza ahorcan..)

      Besos

      Eliminar
  32. Empiezo a leer y siento que ese libro habla de mí, que tu reseña habla de mí y así no me queda otra que apuntármelo, subrayarlo y ponerle luces y estrellas, jajaja.
    Creo que yo soy más amante de la lectura que de los libros, por lo tanto no encajo en la definición de bibliómana, no quiero los libros para coleccionarlos como objetos raros y por lo mismo creo que tampoco acabo de encajar dentro de la definición de bibliófila porque aunque como al que más me encantan los libros por sí mismos (como objetos preciosos) prefiero acumular lecturas a libros, de tal forma que no me importa surtirme en bibliotecas o intercambiar o leer de prestado, ni me importa recurrir a los libros de bolsillo. Aunque esto es más bien una cuestión de "posibles" y ante la limitación económica que supone adquirir bellas y cuidadas ediciones me conformo con lo que pueda caer en mi manos. Resumiendo no soy bibliómana por vocación y no soy bibliófila porque no me lo puedo permitir.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces me pregunto ¿como siendo tan diferentes somos tan iguales? Es inevitable reconocerse. A me me gustan los libros que me conquistan con la lectura, así que al final, los quiero a los dos (libro y lectura). Hay algún libro despechado por ahí, no lo niego pero ¿qué voy a hacerle?. En el balance lecturas/libros está claro que ganan las lecturas, no tendría espacio. De hecho estoy haciendo "limpieza", y me quedo con ... lecturas. Salvo casos excepcionales tampoco soy de ediciones exquisitas, la verdad, aunque hay algún libro que me ha ganado por la edición. Ahora hay editoriales muy buenas que cuidan bien la "presentación". Pero sigo prefiriendo el contenido. Me ha gustado mucho tu "Resumiendo..." ;)

      Besos

      Eliminar
  33. Lo he visto en la librería un par de veces y he estado a un tris de pillarlo... Pero luego se han atravesado otros en el camino y me he dicho que ya le llegará su turno. Todo lo que huela a bibliofilia, blibliomanía y metaliteratura en general me llama irremediablemente, y por la descripción que has hecho, creo que me identificaré con más de un pasaje (quizás con los más frikis, no lo niego...). 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le llegará el turno cuando tenga que llegarle. Y si le llega. Esto es así. Creemos que decidimos, pero no. Tú observa, cuando entras en una librería ¡¡los libros se mueven!!. A veces me da la sensación de que voy a adoptar un libro y que todos me ponen cara de pena :) Hay pasajes en esta lectura que son más complicaditos porque hace referencia a personajes de la época, da muchos datos y por ahí te distancias un poco. Pero tiene pasajes memorables, en serio. Besos

      Eliminar
  34. Por lo que comentas, en este caso me considero más bien bibliómano. En cuanto al libro que reseñas, me encanta la portada y, por supuesto, me gustan los libros que hablan sobre libros. De hecho, ahora estoy leyendo uno de ellos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a todos los lectores nos gusta leer libros que hablen de libros, aunque en este caso habla de lectores (tambien de libros) y dices ¡¡como yo!! :D

      Besiños

      Eliminar
  35. Lo tençia en mi lista de deseos, quería hacerme con él, esta editorial tiene títulos muy chulos, pero tus advertencias me han asustado un poco, pese a comentar que no deben ser obstáculo para leerlo. Me identifico con algunas de las cosas que comentas, aunque lo de dudar si tengo un libro o no me pasa desde hace poco, hasta entonces he tenido mucha memoria :-D Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que esta editorial tiene cosas muy majas. Tampoco te asustes de mis advertencias, en la balanza final merece la pena, no me arrepiento de tenerlo en mis estanterias (no, este no lo voy a donar). ¿Sabes? no creo que sea cosa de la memoria (mucha o poca) que termines por dudar de si tienes un libro o no, es porque vas acumulando libros, comentas con unos y otros, en las librerias los ves, los vuelves a dejar, no sabes si al final te lo compraste o no... En fin, ¿te acuerdas de lo que os reíais tu socia y tu con mi excel? Pues eso :P

      Beso!

      Eliminar
  36. Esta si que me la llevo apuntada, bien escrito y hace sonreir que más puedo pedir.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo único que puedes pedir es que... te guste ;)

      beso

      Eliminar
  37. Te confieso que en cuanto ví este libro en la web de la editorial ya lo fiché para tenerlo y leerlo, creo que me encantará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que guste más o menos, es de los que se tienen que leer. Tiene partes que disfrutas mucho y alguna un poquitín más engorrosa, pero en general el balance es bueno..

      Besos

      Eliminar
  38. Acabo de ver un libro en el blog de Silvia y te voy a contestar lo mismo que a ella. No tienes que esforzarte mucho para convencerme. Yo creo que la cubierta y el título ya lo hacen por si solo jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, es que estás en modo facilón ;) Y efectiamente, cubierta, título y editorial ya empujan

      Besos

      Eliminar
  39. He de confesar que ya desde el título estaba perdida.... ¿Para qué me voy a hacer la difícil? No tiene sentido. Me lo llevo con resignación.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay libros a los que estamos condenadas a leerlos, aunque disimulemos. ;)

      Besos

      Eliminar
  40. ¡Lo quiero, lo quiero! Menos mal que ya queda poco para el día del libro -que es mi próximo "permiso" para comprar libros. Me lo llevo bien apuntado

    ¡Qué tengas un buen comienzo de semana !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo "malo" es que en el día del libro te llevarás este libro... y unos cuantos más ¿a que sí?

      besos

      Eliminar
  41. Yo también soy un pocazo bibliófila. Hay varios libros en mi lista que tratan este tema, pero me parece que este no lo tenía. Lo añado ya, porque estoy segura de que me gustará. Todavía no he leído un libro sobre libros que no me gustase =)

    Muchas gracias por presentarnos este libro. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un "pocazo" dice :D Hay unos cuantos libros, la editorial Periférica tiene de hecho unos cuantos.

      Besos

      Eliminar
  42. A pesar del pero que le pones y de que no me suelen gustar los libros sobre metaliteratura, creo que a éste sí le daría una oportunidad. Por cierto, yo nunca he pensado que me han robado un libro, lo máximo es que lo haya prestado y no me lo hayan devuelto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo sí lo he pensado alguna vez, aunque sin mucho fundamento, en verdad. Pero lo mismo que hay quien me roba fotos, bien podría haber quien me robara libros ;)

      Besos

      Eliminar
  43. Lo apunté gracias a la reseña de Marilú y tu reseña me aumenta las ganas:) Me he visto muy reflejada en ese párrafo en el que describes actitudes varias jaja
    1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese párrafo creo que la mayoría de los lectores nos sentimos identificados ;)

      Besos

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA