viernes, 28 de marzo de 2014

Alexis o el tratado del inútil combate (Marguerite Yourcenar)



Título original: Alexis ou le traité du vain combat
Traductor: Emma Calatayud
Páginas: 168
Publicación: 1929 (1994)
Editorial: Alfaguara
Categoría: Epistolar
ISBN: 9788420427072
Sinopsis: La larga carta que Alexis dirige a su esposa, desmenuzando dolorosamente el inútil combate sostenido entre sus inclinaciones y su vocación, constituye la totalidad de estas páginas. Y a través de ella asistimos al retrato de una voz, como lo ha llamado la misma Marguerite Yourcenar, pero también a la exposición de un tema del que pocos se atrevían a hablar en 1929, fecha en que fue publicado el libro. En un país hoy desaparecido, en un momento en que las circunstancias históricas transforman toda Europa, finalizando con un mundo y una manera de vivir, Alexis se detiene para rendir cuenta de esas mismas transformaciones en carne propia, para finalizar con un engaño y para intentar iniciar un nuevo modo de vida entre millones de seres que, a su vez, también lo inician.

Esta carta, amiga mía, será muy larga. He leído con frecuencia que las palabras traicionan el pensamiento, pero me parece que las palabras escritas lo traicionan todavía más.

Este libro es lo que dice ser: una carta, una larga carta. No hay un intercambio de correspondencia. No hay una carta escrita en distintos momentos, como si fuera una especie de diario. No, es sólo una carta. Larga. Tierna. Triste. Una confesión que se va desplegando poco a poco ante nuestros ojos. Una carta hermosamente escrita, llena de pudor y sutileza (no esperéis encontrar en ella nada explícito, ni siquiera aparece la palabra homosexualidad).

Dicen, se rumorea, que Alexis y Mónica, tenían su versión en la realidad: la pareja formada por Jeanne y Conrad de Vietinghoff (amante, ella, del padre de Yourcenar, y aristócrata homosexual, él)


La carta empieza dubitativa, con miedo a que las palabras escritas no alcancen, no sean suficientes. Pero nuestro protagonista necesita explicarse, necesita desnudar su alma. Porque la felicidad de Mónica, su esposa, le importa. Y además, se siente culpable

soy demasiado culpable para contigo y tengo que obligarme a establecer una distancia entre tu compasión y yo.

Alexis se ha analizado mucho a sí mismo, Y ha observado con lupa todo su recorrido vital hasta llegar al momento en que escribe la carta. Recuerda su infancia con quietud pero reconociendo en ella ciertos toques de alarma (estremecimientos del alma y estremecimientos del corazón)

Hay ciertos momentos de nuestra existencia en que somos, de manera inexplicable y casi aterradora, lo que llegaremos a ser más tarde.

Cuando el deseo se convierte en temor está claro que algo no va bien y que la inocencia deja de ser artífice de la felicidad. Es entonces el momento de irse, tal vez de huir.

Estamos atados por tantas ligaduras al lugar en que hemos vivido que nos parece que al alejarnos será también más fácil alejarnos de nosotros mismos.

Si hacemos un recorrido por nuestras vidas es inevitable encontrarse con vacíos, aquellos que han dejado las ausencias y que en cierta forma condicionan nuestra felicidad.

A medida que van desapareciendo los que hemos amado, disminuyen las razones de conquistar una felicidad que ya no podemos gozar juntos.

Es en la música donde Alexis encuentra su balón de oxígeno, ese aire puro y dulce que todos necesitamos para respirar y descansar de las agotadoras luchas internas. La música, al final, le abre la puerta a la aceptación y con ella, a la serenidad (y cómo entiendo esa pasión por la música y lo que nos da).

La música me transporta a un mundo en donde el dolor sigue existiendo, pero se ensancha, se serena, se hace a la vez más quieto y más profundo, como un torrente que se transforma en lago.

Creo que la música debería ser el desbordamiento de un gran silencio.

La confesión de Alexis es larga y desplegará ante nosotros (ante su mujer, ante él mismo) su largo combate, una lucha desigual contra uno mismo. Desigual porque el perdedor siempre será un parte de ti. Aunque el combate de Alexis se refiere a la aceptación de su propia sexualidad, todos podemos reconocernos en muchos aspectos: soledad, miedos, inseguridades, alejarse y acercarse a aquellos que deseamos/tememos, aceptación, culpas, debilidades,... Es por ello que esta lectura transciende más allá de la homosexualidad del protagonista y su confesión. Al fin y al cabo el combate de Alexis es el combate que todos tenemos con (contra) nosotros mismos, y que tiene que ver más con la aceptación propia que con la ajena. ¿A quién no le suena ese fregado? 

Creíste que bastaba con ser perfecta, para ser dichosa; yo creí que para ser dichoso, bastaba con no ser culpable

Marguerite Yourcenar publicó este libro en 1929. La escribió cuando tenía 24 años (claro que a los 8 años leía a Aristófanes, así que no hay de qué sorprenderse…). En 1963 revisó el libro pensando que se habría quedado desactualizado. Nada más lejos de la realidad, pronto comprendió que seguía siendo un tema que aún en los sesenta provocaba reacciones que hacían que siguiera siendo un tema de actualidad. Y qué vamos a decir de 2014, donde después de notables avances empieza a detectarse un retroceso alarmante (en este y otros muchos derechos sociales). La otra razón que hizo que Yourcenar en su revisión mantuviera el texto tal cual (excepto alguna advertencia de estilo) es que la confidencia y el combate de Alexis está unido a un momento social e histórico concreto y sobre todo está unida al carácter personal de la confesión de Alexis.

Amiga mía, siempre te he creído capaz de comprender, lo que es más difícil que perdonar.
Una lectura necesaria, emotiva y bella, que en mi caso ha sido relectura resaboreada y redisfrutada.
(©AnaBlasfuemia)

90 comentarios:

  1. No sé, Ana. Este libro no me termina de apetecer. A ver si otro me llama más.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te convence déjalo pasar, se necesita creer en lo que vas a leer y forzar lecturas con tanto pendiente no merece la pena

      Besos!

      Eliminar
  2. Uf, no me gustan las novelas epistolares y si esta en realidad es una sola y larga carta... no creo que la lea, la verdad, pese a que tú la hayas disfrutado mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una larga reflexión, no se hace aburrida la lectura (al menos a mí no se me hizo), pero te digo lo mismo que a Lady Aliena: no merece la pena forzar lecturas con tanto libro para leer en el mundo

      Besos

      Eliminar
  3. Me gusta lo que señalas, es cierto que no puede quedarse desactualizado un escrito como este, en el sentido en el que se trata de una persona desnudando su alma ante un ser querido. El eterno combate de la aceptación propia, más que la ajena, ¡qué bien lo resumes, Ana! Eso sí, me he quedado de piedra al saber que lo escribió la autora con 24 años y que a los 8 leía a Aristófanes. Incomparable, Marguerite!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que además estoy segura de que más de una persona se puede identificar con ese combate de Alexis, a fecha de hoy... 24 añitos, madre mía, a esa edad la de pájaros en la cabeza que tendría yo :D

      Besos

      Eliminar
  4. Felicidades; siempre es un lujo disfrutar tanto de un libro. Yo confieso que no me gusta demasiado esta escritora, pero he visto un entusiasmo en ti que dan ganillas, ^^. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí, se agradece disfrutar de las lecturas. Pero si no te gusta Yourcenar no cabe duda que es un obstáculo para difrutar de sus obras.

      Abrazo!

      Eliminar
  5. Lo mejor que he leído de Yourcenar es Memorias de Adriano.

    A veces una foto mejora mucho el modelo y eso es lo que veo aquí, leyendo tu reseña apetece mucho leerlo pero a mí no me entusiasmó tanto. Claro, estamos hablando de una maestra de la novela, y ya solo meterse en la piel de un Alexis siendo mujer (ý más aún tan joven) tiene un mérito enorme. Creo recordar que es sutil y profundo, reconozco en él valores como la tolerancia. Aún así, será problema mío, me costó un triunfo acabarlo. Reconozco que me aburrió, que se me borró enseguida de la mente y, como dejé pasar un tiempo, fui incapaz de comentarlo en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Memorias de Adriano es un libro necesario, cierto. Está claro que no todos los libros gustan a todo el mundo, aunque sean libros muy bien valorados o considerados por la crítica. Supongo que Yourcenar ya practicaba eso de ser considerada escritor, y que la gente olvidara que estaba escrito por una mujer. Pero partiendo de su propia bisexualidad, y de que conocía al Alexis real supongo que le costaría menos ponerse en el lugar de Alexis. Pero claro hay que saber contarlo así de bien. Claro, yo entiendo que es un libro que no a todo el mundo guste, y que depende también del momento en que lo leas.

      Besos

      Eliminar
  6. Parece más un poema, lleno de frases un poco lapidarias pero igual demasiado tristes, pero me hago idea de cómo escribe Yourcenar. Empezaré por el que me recomendaste ayer.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan poético, no te creas, pero está muy bien escrito y tiene muchas frases subrayables. Lo que leas de Yourcenar, que lo disfrutes ;)

      Besos

      Eliminar
  7. Habrá que leerselo.
    No conocía este libro. Así que, gracias por presentarmelo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es obligatoria la lectura, eh ;) Pero a lo largo de la vida de un lector creo que llega un momento que al menos Yourcenar, se cruza en el camino
      Besos

      Eliminar
  8. El planteamiento está muy bien, pero carta tan larga... no sé, me tira un poco para atrás.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro es pequeñito, pero "apretao". Tú decides, o el libro, que ya se sabe que tienen vida propia.

      Besos

      Eliminar
  9. Se me ha puesto la carne de gallina al leer las citas que has compartido; el saber que te ha gustado tanto solo me convence de que debo leer este libro y ahora mismo lo anoto. Muchas gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro del que sacas muchas citas. El mío está tan subrayado que me saqué uno de la biblioteca para partir de cero y no dejarme condicionar por mí misma :)

      Gracias a ti por comentar ¡Besos!

      Eliminar
  10. No he leído demasiadas novela epistolares y esta tiene un planteamiento diferente al ser una única carta, por un lado siento curiosidad pero por otra parte no sé si me termina de atraer
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El género epistolar siempre da un poco de miedo, incluso aunque te lo plantees como una larga reflexión. No obstante, a mi no se me hizo dificultosa la lectura.

      Besos

      Eliminar
  11. Pues yo no la he leído :/ y claro, si lees y relees no me voy a poder quedar quieto, parece un mini Memorias de Adriano, claro que con otra temática, me llama la atención como percibes tú el texto, ese tono dubitativo al principio para pasar a algo más de vehemencia según pasa el texto, lo busco ya, pero ya. Un beso

    El presi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hubo una época en que leí mucho a Yourcenar (en mi época universitaria, leí mucho y aún hoy no termino de saber cómo me las arreglaba y tenía tiempo para todo), las Memorias de Adriano serían relectura también y las ganas ahí están. Supongo que en Alexis hay algún germen de Adriano, aunque sin duda, las Memorias de Adriano son punto y aparte.

      Besos presi ;)

      Eliminar
  12. Me la llevo anotada para conocer a la autora porque Memorias de Adriano la tengo atragantada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estás solo: hay mucha gente a la que se le atragantas las Memorias de Adriano, no es una lectura de términos medios: o se te atraviesa o te maravilla.

      Besos

      Eliminar
  13. Casi siempre me vendes los libros que reseñas, pero con este tengo mis dudas: parece así muy personal y profundo, pero demasiado metafórico para mi gusto (según las citas). Me lo tendría que plantear.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es personal, pero con muchas cuestiones reconocibles. ¿Metafórico?... algunas partes tal vez, pero no es de esos que tienes que andar parando la lectura para intentar entender, no, es mucho más directo y accesible. El libro seguirá ahí esperando a que decidas ¡anda que no tienen paciencia!! ;)

      Besos

      Eliminar
  14. Me lo apunto, me han gustado mucho las citas. Que duro es tener que esconder lo que sientes. Por cierto, finalmente en la próxima visita a mis padres, cogeré prestado Memorias de Adriano ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es duro esconder lo que se siente, sea tu opción sexual o sea lo que sea. Esconderse es duro. Adriano viajero, lo dicho: está en casa de todos los padres ;)

      Beso

      Eliminar
  15. ¿A que pataleo? Mira que estoy muy instruida... me gustaría venir a tu casa y salir de ella sin cargo devconciencia con nuestras autoras. Y pretendía leerlas a todas pero todavía no he conseguido la reorganización, ni el estado, veo los titulos pasar por mi lado ¡y son más rápidos! Dime que recuperaré todas mis facultades mentales! Bueno, al menos las que tenía, ya sé que antes tampoco eran demasiadas.
    He disfrutado mucho leyendo la reseña, pensando en las comas, los silencios y las preguntas planteadas. Aquí pon un suspirillo así como de ooooh! :)
    Un beso admirador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes una opción: dejarte la conciencia aquí y así saldrás sin ningún cargo ;) Leer a todas las autoras en este año va a ser (al menos por mi parte), imposible, peros nos saben esperar y ya están bajo control. Organización, estado y facultades... mucho pides tú a quien no teniendo mucho de eso poco puede dar. Últimamente me planteo muchas preguntas con todo lo que leo, ya no sé si soy yo o las lecturas que elijo, se me van a acumular tantas (preguntas, además de lecturas) que va a haber que implosionar o algo.

      Besos organizaditos!

      Eliminar
  16. Yo lo leí hace muchos años y he olvidado muchos de los detalles pero no su belleza. El hecho de que el tratamiento del tema fuera tan delicado y sutil es, creo, lo que le da el carácter metafórico del que hablas. Una gran lectura.
    Un abrazo,
    Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa también con muchos libros leídos hace tiempo: recuerdas las sensaciones pero olvidas los detalles. Para eso están las relecturas: recuperas los detalles y revives las sensaciones. Claro que con tanto que leer lo que cuesta a veces recuperar una lectura... Para mí desde luego ha sido una buena (re)lectura.

      Abrazo!

      Eliminar
  17. Ana, con esta reseña es imposible no desear este libro. No sé qué va a ser de mí...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No va a ser nada malo, tranquila: algún día te cruzarás con el libro y recordarás que querías leerlo, y espero que lo disfrutes ;)

      Besos

      Eliminar
  18. Ana he saboreado lentamente cada una de las citas que has escogido y todas me han evocado un sentimiento. Me han bastado para comprender el conmovedor mensaje de la novela, pero al mismo tiempo me han sabido a poco: necesito leer la carta al completo y ser partícipe de la confesión de Alexis.
    No he leído todavía a Yourcenar, y eso que Memorias de Adriano lleva largos años en las estanterías de casa. Me has convencido por completo y ya estoy deseando subrayar a conciencia uno de los libros de Marguerite :) Un beso Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marie, me ha costado seleccionar, alguna la he ido poniendo estos días en el lateral porque en vez de comentar mi sensación de la lectura iba a acabar poniendo citas y más citas :) Es una lectura... sutil, de esas que te vas deslizando, reflexionando, subrayando.

      A leer a Yourcenar lápiz en mano!! Besos

      Eliminar
  19. Algunas de las citas que intercalas son directamente para enmarcar. Me gusta el tono, el estilo, la cadencia. Sólo me queda buscarlo y traérmelo a casa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo a Alexis a tu casa: los dos sentaditos, café en mano, tú escuchando sus confidencias, asintiendo, preguntando... ;) Que lo disfrutes Jara ;)

      Besos

      Eliminar
  20. No conocía esta obra, pero me ha llamado muchísimo la atención. Me la apunto para cuando llegue la ocasión.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuntado, y es un libro fácilmente localizable, así que si tiene que ser leído, lo será.

      Abrazo

      Eliminar
  21. Parece muy interesante, la verdad que con esto de las escritoras únicas no estáis mostrando muchas autoras que no conocía de nada! Besitos y buen finde!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro a mí me gusta mucho, aunque son libros que necesitan su momento, no es de los entretenidos, es de los que hacen pensar.

      Besos!

      Eliminar
  22. Una reseña preciosa a la que es difícil resistirse. Apuntadísimo me llevo este libro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena lectura, sabiendo escoger el momento.

      Besos

      Eliminar
  23. Parece ser un libro muy representativo de lo que comentábamos en la anterior entrada sobre Marguerite Yourcenar, ese esconderse pero también la necesidad de mostrarse, en este caso a través de una carta confesando sus secretos. Tu reseña lo hace muy apetecible, así que me lo llevo anotado. Buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el reto, y conociendo la vida de las escritoras, me doy cuenta de cuánto de uno mismo pone un autor en su obra. Eso es algo que ahora hago mucho, que ya lo hacía antes, pero ahora con otra mirada: saber más del autor o autora, ver cómo lo vivido se transmite en lo escrito. Para mí tiene mucho más valor la lectura desde esta perspectiva de la persona que está detrás (la persona que escribe) y la que está delante (la persona que lee).

      Buen finde elvirar!

      Eliminar
    2. Hola de nuevo.

      Leí éste y el de Memorias de Adriano. la verdad que su prosa es demasiado aséptica, para mi gusto, distante, que es quizás también lo que era Marguerite, demasiado opaca. Me dio la impresión que hay un interés literario y artístico mucho más allá de la historia que cuenta. No es políticamente correcto pero tengo que decir que me aburrí. De todas maneras estoy contenta de haberlas leído. Te doy las gracias que me animaras a ello, aunque no dio el placer que esperaba.

      Eliminar
    3. A ver... si yo supiera escribir como Yourcenar, pero siendo yo... desde luego que acortaría distancias si escribiera "Alexis.." Lo que pasa es que en la relectura acorté esas distancias. La primera vez que lo leí no, por eso también mi sensación fue más parecida a esta que has tenido tú ahora. De todas formas, ya lo hablamos, creo que fue una mujer "contenida", tal vez intelectualizara sus emociones.
      El aburrimiento es lícito, así que por mi correcto. Espero tener más acierto para la próxima y que disfrutes más de la lectura que te lleves de aquí.

      Besos

      Eliminar
  24. Parece que lo voy pillando, aunque tengo que abrir en Safari. Continuará....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que sí que lo vas pillando. Si es que si en vez de tanta tablet usarais el pc o el portátil de toda la vida :P Si sales hasta con foto y todo!! ;)

      Eliminar
  25. Tengo muchas ganas de leer algo de esta autora. Esta novela, en concreto, no la conocía, pero tu reseña me ha dejado unas ganas enormes de leerla. Me la apunto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me parece una buena opción de lectura para conocer a Yourcenar, "Memorias de Adriano" es una lectura grandísima pero hay a quien le cuesta. "Alexis" me parece accesible, pero no esperes acción ;)

      Besos

      Eliminar
  26. Me ha parecido una elección de frases muy reveladora de la obra No conocía este libro pero estoy segura de que va a ser de los que me hagan pensar mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Mariuca, me ha costado elegir, tiene muchas citas, mucho contenido. Ya decía que Yourcenar era poco propensa a la vacuidad, todo lo llenaba de contenidos. Espero que lo disfrutes.

      Saludos

      Eliminar
  27. Todo lo que he leído de Yourcenar me ha gustado, así que no descarto esta lectura, que tiene su interés por el tema y la época en que fue escrito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te ha gustado lo que has leído de Yourcenar entonces pisas terreno seguro, y un paseíto por este libro será muy agradable, se disfruta del cómo está escrito y de lo que cuenta. Curioso cuántas cosas siguen siendo válidas.

      Abrazo

      Eliminar
  28. He leído (sobre todo por mi madre) un par de historias echas en forma de una sola carta y las disfruté mucho porque conocer todos los pensamientos íntimos y es fácil sentirse identificada sobre todo con los tramos más íntimos y digamos más pscuros de nuestro ser como la soledad, melancolía...
    Con esta me voy a animar que seguro que a mi madre le gusta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, el planteamiento epistolar suele ser más íntimo y cercano, no dejan de ser confesiones, una especie de striptease emocional. Pues animada te veo, espero que lo disfrutes.

      Beso

      Eliminar
  29. Increíble la vigencia de esta historia: quizás en este tipo de cosas está la clave de la genialidad de los autores clásicos, que no envejecen a pesar del paso del tiempo. Anotado queda. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vigente por el tema de la homosexualidad, pero también por el tema de las emociones, las aceptaciones (propias y ajenas), los combates cuerpo a cuerpo con uno mismo... Para eso no hay época ni pasa el tiempo. Y sí, creo que las obras que perduran en el tiempo y se convierten en clásicos en parte es por saber eso que es más intrínsecamente humano. Por ahí no evolucionamos, siguen las mismas dudas y las mismas luchas ;)

      Beso

      Eliminar
  30. Una genia, Ana! Primero, porque sacas del arcón de los recuerdos este título, del que yo sabía hace muchos años, pero nunca tuve en cuenta. Segundo, porque me has hecho recordar que lo tengo disponible en una vieja colección de hace más de 20 años, la que poco visito en aras de cosas más modernas. Finalmente, porque leí los comentarios de Yossi y tu respuesta, y me has tentado con la relectura del que considero uno de los tres mejores libros que he leído, 'Memorias de Adriano'. Gracias por tantas cosas buenas! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Una genia" ¡me encanta esa expresión!, aunque me ruboriza que sea utilizada para referirse a mi ;) Cuántos libros pasa el tiempo y el tiempo y el tiempo y por alguna extraña razón no acabamos de ponernos con ellos. Pero si de algo saben ellos (los libros) es de paciencia, su tiempo no es el del reloj, no es nuestro tiempo. Esperan y llegan. Ya te digo, mi edición (la de la foto de la portada) está requetegastada, tuve que sacar uno de la biblioteca porque lo tenía muy subrayado. "Memorias de Adriano" es otro también rescatado para releer, ya me ha mirado a los ojos y me ha dicho "leéme" ;)

      Gracias a ti por tus comentarios y por tu entusiasmo Marcelo.

      Besos

      Eliminar
  31. Me encanta tu reseña, Ana. Creo que es un libro que me podría gustar, así que lo apuntaré. Aunque no en el tema, veo cierto paralelismo entre el protagonista con la música, y lo que representa para mi la literatura; el balón de oxígeno que me permite mantener la cordura en momentos difíciles, así que a priori me ha conquistado. ¡Me lo llevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre pasiones siempre hay paralelismos, a mí me pasa con la literatura y la música, ambas me dan y me dan y me dan ;) Alexis es músico, no es que mencione la música mucho, pero cuando lo hace, transmite lo que supone la música para él. Espero que te guste el libro, ya nos contarás.

      Besos

      Eliminar
  32. No lo conocía, pero me ha llamado mucho la atención el tema que trata en la época en la que está escrito y que todavía se pueda ver aplicado a la actualidad. Apuntadísimo.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, imagina, una mujer a principios del siglo XX hablando de un tema tabú... Una valiente, y tanto tiempo después una lectura igualmente válida y transmisora de los sentimientos de Alexis.

      Beso!

      Eliminar
  33. Jo, Ana, tenía claro que empezaría con Memorias de Adriano, pero, a riesgo de que este no me llegue como a ti, me encanta lo que cuentas, sentimiento y sensibilidad a raudales hay aquí por lo que veo, me han encantado los fragmentos, me lo llevo, claro que sí :-) Un besote, porque despedirse es necesario entre colegas :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No alteres prioridades, seguro que ellos deciden (Adriano o Alexis). Los libros llegan a cada cual a su manera, ya sabes, lo importante es que lo disfrutes. Desde luego de esta lectura he sacado citas y más citas, incluso algunas que en su momento no había subrayado, lo que dice mucho de los "momentos lectores" y que muchos libros los saboreas más si los lees en el momento adecuado. Miradas del lector.

      Besos, porque despedirse es necesario hasta entre enemigos!! :P

      Eliminar
  34. Lo leí hace una eternidad y quedó deslucido por su título más famoso. Ahora creo que me voy a apuntar a una relectura, tus palabras me han dejado perpleja por no haber visto tanto teniéndolo delante, Ana.
    Gracias
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras Leo, ya sabes que le pongo pasión cuando algo me gusta :) Pero de todas formas es lo que acabo de comentarle a Meg: momentos lectores. Hay libros que han ganado con la relectura, porque yo he madurado como lectora (como persona no lo tengo tan claro...), porque tengo otra mirada a la hora de leer. Cuando leí este libro subrayé mucho y me quedé más con las citas que con la totalidad, ahora disfruté más de la historia en global y también de otras citas que en su momento no vi, pero estaban ahí. Miradas...

      Besos

      Eliminar
  35. Acabo de levantarme para ver cuantas obras he leído de Yourcenar, diez. Entre ellas está Alexis, claro. Es una de mis escritoras favoritas desde hace muchos años. Quizás debería releer algunas de ellas, por ejemplo esta que has reseñado. El universo de Yourcenar fue para mi toda una revelación de veinteañera. No sé qué lectura haría ahora.

    Una reseña muy estimulante.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diez!! Yo leí mucho a Yourcenar, durante una época me fascinó, por eso tengo la biografía que comento en casa (bueno, me la regalaron, pero era porque estaba yo muy "yourcenarista"), un poco por eso que comentas, fue muy reveladora en su momento. Pasado el tiempo, con la relectura le saco otros sabores, exprimo mejor la lectura... Al menos ese ha sido mi caso, si relees ya nos contaras.

      Abrazo

      Eliminar
  36. ¡Qué bien que nos hayas hablado de esta autora! Creo que te comenté que un compi me habló de esta autora no hace mucho. Muy interesante pero de momento no me veo en el mejor momento para leerla. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y que se te olvidó el libro que te recomendó ¿no? :D Leer bien es saber también elegir qué tipo de libro leer en cada momento. Ya le llegará el suyo a Yourcenar ¿verdad?

      Besos

      Eliminar
  37. Mira que me gusta Yourcenar y, leída con tus ojos, creo que mucho más. Hace años que pasé por ella, cuando me enamoré locamente de Marguerite y su delicado estilo, y estoy pensando en la necesidad de una relectura en perspectiva.
    Gracias por este delicioso momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que Yourcenar nos llegó a unas cuantas así como jovencitas y nos encandiló. Yo la he retomado ahora, tanto tiempo después, y la verdad que se hace interesante darte cuenta cómo la misma lectura llega de forma diferente, no sé si decir más serena, o más madura, pero en cualquier caso igualmente deliciosa.

      Gracias a ti, ya sabes que me encanta que te pases por aquí ;)

      Eliminar
  38. A pesar de lo bien que hablas de esta corta obra, no creo que sea para mí. Leyendo los extractos expuestos, veo que no me atrae. El tema de fondo es interesante: la confesión. Pero no me acercaré a esta lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, por muy bueno que sea un libro, o nos lo parezca, está claro que no a todo el mundo va a gustar. Yo soy consciente de que paso de largo por muchos libros que son buenos, de gran calidad, incluso obras maestras, pero que sé que no voy a disfrutar o saborear como se merece. Así que te entiendo, no hay problema y hay que gestionar tanta lectura pendiente.

      Besos

      Eliminar
  39. Pues nada, inauguro mi vuelta a la blogosfera leyendo tu reseña y babeando por el libro que nos presentas... ¿no te doy un poco de penita?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inaugurar y babear todo en uno ¿de qué te quejas? :P Rebienvenida, se te echaba de menos, pero penita no :)

      Besos

      Eliminar
  40. Me alegra encontrarme con tu reseña, me da el empujón que me faltaba para acercarme a ella.
    Es cierto que sorprende la juventud de la autora en el momento de su escritura, quien pudiera:)
    1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo ¡¡quién pudiera escribir tan joven! (y sobre todo quién pudiera volver a tener esa edad) :D

      Beso!

      Eliminar
  41. Estoy prendida de esta lectura, el tema para su época muy revelador y en la actualidad; pero además no solo puede hablarse de homosexualidad, si no como varios comentan, para sentimientos que reprimimos, o acciones, muchas frases que se pueden enmarcar.
    Algún otro libro con un tema similar? algo de reprimir sentimientos?.
    Seguiré echando un vistazo por aquí

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tita, bienvenida al blog. Efectivamente, es un libro que transciende el tema de la homosexualidad. No sé muy a qué te refieres sobre libros con tema similar ¿homosexualidad?. Sobre sentimientos reprimidos la verdad que ahora mismo no te sé decir en concreto, en muchos libros casi siempre aparece algún sentimiento reprimido..

      ¡Estas en tu casa! ;)

      Saludos

      Eliminar
  42. Comentario un poco tarde...
    Sinceramente acabo de terminar el libro hace unos 15 minutos y admito que fue literatura pura. El libro llegó a mis manos después de fisgonear el sótano de mi abuela, no tenía la mínima idea de que iba a tratar. Al leer fue un encuentro tan reflexivo y lleno de introspección. Dudé si la confesión era en sentido a una homosexualidad o una pansexualidad, ya que Alexis en varias ocasiones menciona más el placer a la belleza; por eso heme aquí, quería aclarar mis dudas. Bueno, buena reseña. Gracias por leer :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde, lo fascinante de los blogs es que son atemporales 😊 Es un libro muy introspectivo y delicado. No soy muy dada a las etiquetas, Ximena, y menos en el terreno amoroso y sexual. Creo que el amor va de mano de la belleza y ésta ultima de por sí ya contiene muchas connotaciones. Dudar es cuestionar, interrogar, buscar, así que no me voy a apenar si sogues con dudas ;)

      Un abrazo (y gracias a los libros por existir)

      Eliminar
  43. Leí el libro tres veces y todas las veces me pareció increíble. Destaco la claridad de Alexis al confiarle a su esposa sus más íntimos sentimientos, sin miedos, sin egoísmo, abriendo su corazón y su mente, dejándola ser libre y feliz.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA