miércoles, 31 de octubre de 2012

Suicidio (Edouard Levé)




Título original: Suicide
Traductor: Julia Osuna Aguilar
Páginas: 201
Publicación: 2008 (2010)
Editorial: 451 Editores
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788492891078
Sinopsis: Un sábado del mes de agosto sales de tu casa vestido para jugar al tenis y acompañado por tu mujer. En medio del jardín le haces saber que se te ha olvidado la raqueta en casa. Vuelves a por ella pero, en vez de encaminarte hacia el armario de la entrada donde sueles guardarla, bajas al sótano. Tu mujer no lo ve, se ha quedado fuera, hace buen tiempo, disfruta del sol. Unos instantes después oye la descarga de un arma de fuego.

Un libro extraño y desconcertante. Cuesta olvidar que Edouard Levé se suicidó tres días después de entregar la novela a la editorial y eso condiciona totalmente la lectura, porque lees con sus ojos, no con los tuyos; no puedes desligar la lectura de la realidad del autor y la estrecha simetría entre la relación de la vida y la muerte y la propia obra de Edouard Levé. 

Al principio me gustaba la forma en que Levé relata la vida de un amigo que se ha suicidado, cómo lo recordaba, las reflexiones, las contradicciones, los recuerdos,… todo ello transmitido con un lenguaje muy real y cercano; pero al final tanta tristeza adoptada parece una impostura, la imagen del suicida tan impoluta resulta forzada y, sobre todo, me parecía estar leyendo las mismas ideas una y otra vez (lo cual no deja de ser la forma en que Levé proyectaba sus propias obsesiones). Se me hizo tan repetitivo lo que leía que supuso un obstáculo prácticamente infranqueable para seguir leyendo.
(©AnaBlasfuemia)

jueves, 25 de octubre de 2012

Algún día este dolor te será útil (Peter Cameron)






Título original: Someday this pain will be useful to you 
Traductor: Jordi Fibla 
Páginas: 248 
Publicación: 2007 (2012)
Editorial: Libros del asteroide
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788492663545
Cubierta de: Enric Jardí
Sinopsis: James Sveck, el narrador de esta novela, es un adolescente inteligente y precoz, ha terminado el colegio y durante el verano trabaja en la galería de arte que su madre tiene en Manhattan y en la que casi nunca entra a nadie. Pese a haber sido admitido en la prestigiosa Universidad e Brown no está seguro de querer ir; lo que de verdad le gustaría es comprarse una casa en el campo y pasarse el día leyendo, sin ser molestado; detesta relacionarse con gente de su edad, a la que evita y con la que piensa que no tiene nada en común.


Inteligente y conmovedor, estamos ante un libro de personajes. Mejor dicho, de personaje: James Sveck, el protagonista de esta historia, que nos va mostrando sus reflexiones de una forma transparente y honesta. Brutalmente irónica y sincera, es una lectura original que no deja indiferente, aunque nadie se espere grandes aventuras, misterios, acción.. No, este libro nos muestra el interior de un personaje concreto, sus pensamientos, divagaciones, reflexiones, puntos de vista.. de una forma tremendamente lúcida y con gran sentido del humor.

Pese a la ironía y al humor, en algunos momentos se te encoge el corazón. James es un solitario que se interroga sobre cómo seguir adelante y que sólo encuentra un interlocutor en su abuela Nanette, con quien mantiene diálogos magistrales. Espléndidos y divertidos son también muchos de los diálogos que mantiene con su irritante psiquiatra. Un exquisito (pero también coloquial) lenguaje, una prosa inteligente y amena… James da mucha importancia al lenguaje (especialmente al lenguaje interior), así que los que disfruten del lenguaje, y sepan qué lugar ocupa en el mundo disfrutarán de esta joya.

Parece que esta historia se ha llevado al cine en 2011, aunque aún no se ha estrenado en España: Someday This Pain Will Be Useful To You.

Las cuatro imágenes siguientes corresponden a unos cuadros que se describen en el libro. Y claro, era inevitable poder ver los cuadros a los que se refería.


El Viaje de la Vida, Infancia (1842)  Thomas Cole

El Viaje de la Vida, Juventud (1842)  Thomas Cole

El Viaje de la Vida, Madurez (1842)  Thomas Cole

El Viaje de la Vida, Vejez (1842)  Thomas Cole


lunes, 22 de octubre de 2012

La vida privada de los árboles (Alejandro Zambra)


Páginas: 128
Publicación: 2007
Editorial: Anagrama
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788433971548
Sinopsis: Verónica tarda, Verónica se demora inexplicablemente y el libro sigue hasta que ella regrese o hasta que Julián esté seguro de que ya no volverá. De eso va La vida privada de los árboles: de la noche larga y tal vez definitiva que Julián pasa esperando que su mujer regrese, que el libro termine. Hacia el final de ésta, la segunda novela del chileno Alejandro Zambra, Julián desea ser una voz en off, un coleccionista de historias ajenas; quiere escribir y no ser escrito, pero esperar es dejarse escribir: esperar es seguir una constante deriva de imágenes. Entonces la historia comienza mucho antes de esa noche última, tal vez una tarde de 1984, con la escena de un niño mirando televisión. Y termina con las inevitables conjeturas sobre la vida de Daniela, la hija de Verónica, a los veinte, a los veinticinco, a los treinta años, cuando ha pasado mucho tiempo desde que su padrastro le contaba historias sobre los árboles. ¿Por qué leer y escribir libros en un mundo a punto de quebrarse?



Una lectura absolutamente deliciosa y tierna, es como una caricia con un gato ronroneando encima de tus piernas. Novela muy corta (128 páginas) que lees sin atreverte a saltarte una palabra, una línea, un párrafo (por pequeñito que sea).

Con un lenguaje sencillo y tremendamente cercano, Zambra condensa en un texto corto, pero muy maduro, emociones y vivencias tan identificables y cotidianas que resulta hasta inquietante, pero también emocionante. Pese a la cercanía de lo que nos habla, Zambra nos recuerda constantemente que estamos ante una ficción, quizás para que tomemos la distancia adecuada, aunque en otras ocasiones juega justo a lo contrario, transmitiendo que “esto no es una novela”. Esta ambigüedad, curiosamente, hace más reconocible y cercana la historia. Una lectura muy directa, fresca y seductora.

El título del libro me encantó, me parecía tan atractivo y hermoso…; pero su lectura ya transciende a la maravilla, a la magia de ser persona y conectar con otras personas por el mero hecho de compartir momentos íntimos e identificables. La recomiendo, por supuesto.


viernes, 19 de octubre de 2012

El embarazo de mi hermana (Yoko Ogawa)



Título original: Ninshin karendaa
Traductor: Yoshiko Sugiyama
Páginas: 128
Publicación: 1990 (2006)
Editorial: Funambulista
Categoría: Narrativa Contemporánea
ISBN: 9788496601178
Cubierta: Aifos Álvarez
Premio Akutagawa en 1990
Sinopsis: En El embarazo de mi hermana la narradora nos describe, con insólito talento y bajo forma de diario, el embarazo de su hermana mayor; y lo hace de una manera aparentemente fría y analítica aunque no exenta de ironía. Así, pasada la fase de las nauseas, la embarazada recupera su voraz apetito y se pone a engullir compulsivamente una mermelada de pomelo que le prepara su hermana, episodio clave que llevará el relato a un inesperado desenlace.


Yoko Ogawa es una autora muy talentosa, diferente. Muchas personas la descubrimos gracias a su novela La fórmula preferida del profesor y quizás la lectura de El embarazo de mi hermana desconcierte a quienes se acerquen a su lectura esperando encontrar una historia similar.

Cuando se publicó este libro (en 1990) muchas embarazadas compraron el libro... y se habrán llevado una sorpresa no muy agradable porque el libro contiene poca ternura (que se presupone a cualquier embarazo, aunque sea el de una hermana) y, sin embargo, sí nos encontraremos mucha frialdad y diría que hasta crudeza. Pero tampoco está exenta de realidad. Lo que pasa es que la realidad puede ser bastante cruda y sórdida.

Todo el relato en sí es frío y distante, desconcierta y causa malestar. Pero lo causa precisamente porque puede ser tan terriblemente real, tan desprovisto de capas y adornos, que nos inquieta. Porque la realidad es inquietante.

No es un libro aconsejable para quien esté embarazada (y en este punto hay un acuerdo prácticamente absoluto). Pese a su humor negro, el desasosiego que transmite, su inquietante descripción del embarazo de la hermana, pese a todo esto…, es un buen libro y Yoko Ogawa una extraordinaria escritora, muy interesante, que no necesita de recursos extras, ni ornamentos literarios, para contar historias originales y cercanas. No decepcionará si no esperas encontrarte una conmovedora, dulce y tierna historia fraternal sobre embarazos. Hay que leer este libro disfrutando de la lectura por la lectura en sí misma, sin buscar desenlaces ni esperando que se deshagan nudos

(©AnaBlasfuemia)

domingo, 14 de octubre de 2012

La desaparición (Tim Krabbé)


Título original: Het gouden ei
Traductor: Marta Arguilé Bernal
Páginas: 109
Publicación: 1984 (2004)
Editorial: Salamandra
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788478889174
Sinopsis: Crispados por el tedio y la fatiga de su largo viaje en coche hacia el Mediterráneo, Rex y Saskia se detienen en una gasolinera para repostar. Mientras Rex llena el depósito, Saskia entra en la tienda para comprar unos refrescos. Pero nunca regresa. Como si un agujero negro se la hubiera tragado, Saskia desaparece sin dejar rastro: todos la han visto, pero nadie sabe nada. Ocho años más tarde, pese a que ha conseguido rehacer su vida, Rex no logra olvidar. Infinidad de pequeños detalles le recuerdan lo ocurrido, como si de mensajes cifrados se tratara. Las pesadillas lo atormentan y, en el fondo de su alma, intuye que sería capaz de dar su vida a cambio de saber qué le ocurrió a Saskia. Por fin, la oportunidad se materializa en la persona de Raymond, un respetable profesor de química de un instituto francés que lleva a cabo un macabro experimento consistente en averiguar hasta qué punto maquinar un acto de maldad absoluta implica necesariamente ejecutarlo.

Relato tan breve como sorprendente e interesante. Desde el primer momento te atrapa y lees con avidez porque quieres y tienes que llegar a saber qué ha pasado, aunque sospeches mínimamente el desenlace, que es una última vuelta de tuerca de la historia que cuenta. El paso de un capítulo a otro es algo brusco, porque de repente no sabes quién ni cuándo, pero al poco ya te sitúas de nuevo y te deslizas de nuevo a la angustia de querer saber.

Es cierto que nos falta mucha información sobre la investigación policial. Pero es que ese no es el tema de la historia que nos cuenta Krabbé, la historia es sobre mentes perversas, la facilidad con la que se puede cruzar la línea a los territorios de la maldad y sobre corazones que no olvidan a quienes nos han dejado huella y desaparecen como por arte de magia y cómo esa línea del olvido no es tan fácil de cruzar. Nos habla también de la falta de lógica en muchos hechos, más allá de que queramos llamarlo casualidad. Y también cómo un suceso que pueden ver decenas de personas no son capaces de darse cuenta de lo que realmente están viendo.

Pese a que se ha tardado nada menos que veinte años hasta que se ha hecho la traducción al español, el libro de Krabbé es atemporal, podría haberlo escrito hace un año, diez, o dentro de cinco. Breve pero intensa, escrita con gran sencillez (no necesita de artificios, triquiñuelas ni adornos literarios) pero encerrando una gran complejidad, es una novela que recomiendo.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Viaje de invierno (Amélie Nothomb)


Título original: Le voyage d´hiver
Traductor: Sergi Pàmies
Páginas: 118
Publicación: 2009 (2011)
Editorial: Anagrama
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788433975574
Sinopsis: Desde las primeras líneas de Viaje de invierno, el singular microcosmos de Amélie Nothomb nos seduce y nos atrapa. La declaración del protagonista no admite refutación alguna: «Voy a hacer estallar el avión a las 13.30». ¿Un terrorista internacional? Ni mucho menos. ¿Un mártir religioso? Tal vez... Pero la religión por la que Zoilo se inmola no es la musulmana, tampoco la cristiana, es el amor. Un amor total, incondicional, pues para Zoilo «no existe fracaso amoroso. Es una contradicción en los términos. Experimentar el amor ya supone un triunfo, tanto que podríamos llegar a preguntarnos por qué queremos más». El ansiado objeto de deseo de Zoilo es Astrolabio, una joven cuya existencia se centra en velar por la integridad física y la obra de Aliénor, una peculiar novelista. Pues, como su nombre indica, la escritora, aquejada de un peculiar autismo que la vuelve indefensa ante el mundo, es un verdadero «alien» glotón y baboso, que dicta sus novelas a su devota agente y cuidadora. La referencia autobiográfica está servida, ¿cómo no pensar en la excéntrica escritora belga y su peculiar relación con su hermana?

Amélie Nothomb es una gran escritora, original y extravagante, pero gran escritora. Me fascina su lenguaje irónico, lleno de dobles sentidos, ácido, corrosivo, de gran agudeza. Es una virtuosa de las palabras. Eso hace que extrañas y absurdas historias que harían que abandonaras la lectura a las pocas páginas, en los libros de Nothomb sigas leyendo porque su lenguaje y su forma de contar las cosas te subyuga.

La mayoría de sus novelas contienen reflexiones muy curiosas e interesantes. Por ejemplo podemos leer en "Viaje de invierno": "deleitarse con la mediocridad ajena es el colmo de la mediocridad", "el lenguaje es lo que más muertos ha causado sobre la tierra", "lo que llega demasiado tarde es indigno"..

Nothomb tiene una particular visión del mundo y utiliza con inteligencia y habilidad todas las herramientas que nos aporta el lenguaje escrito. Maneja ese lenguaje como vía para mostrarnos y construir ese mundo personal y no deja resquicios para escaparnos de su mirada de lo que nos rodea. Podemos coincidir o no con sus opiniones, puntos de vista, percepciones de lo que nos rodea…, pero no será porque ella no nos lo muestra de una forma desnuda y descarnada. En esta novela pone su atención, además de en los cánones de belleza y fealdad, en la importancia de los nombres: Zoilo, Aliénor, Astrolabio.. no son nombres que los protagonistas tengan por capricho y tienen su importancia en lo que Amélie Nothomb nos quiero contar.

Admito que Amélie Nothomb es una de mis debilidades y aunque me gustan mucho más sus novelas autobiográficas (que es donde pone toda la “carne en el asador”), "Viaje de invierno" es una buena novela. Aunque pases frío leyéndola, no te dejará frí@ Para quien no haya leído nada de esta autora quizá no sea el mejor libro para empezar a acercase al peculiar universo de Nothomb, pero si ya la conoces, no defraudará (aunque, insisto, no está al nivel de sus novelas autobiográficas, si bien el personaje de Aliénor tiene bastante de la propia Nothomb).

(©AnaBlasfuemia)

viernes, 5 de octubre de 2012

El psiquiatra (Arno Strobel)



Título original: Das Wesen
Traductora: Eva Parra Membrives
Páginas: 320
Publicación: 2010 (2012)
Editorial: Pàmies
Categoría: Misterio y Suspense
ISBN: 9788415433057
Sinopsis: El psiquiatra Joachim Lichner fue condenado a trece años de cárcel por el asesinato de una niña gracias al testimonio de su novia, que posteriormente inició una relación sentimental con Bernd Menkoff, uno de los detectives de policía encargados del caso. Todo esto hizo que Alex Seifert, compañero de Menkhoff en la investigación, siempre tuviera dudas razonables sobre la culpabilidad del psiquiatra y el papel de su colega en toda la trama. Ahora, quince años después, su recelo reaparece con fuerza cuando una llamada anónima sobre la desaparición de una niña coloca a ambos policías nuevamente ante el psiquiatra, el supuesto padre de la desaparecida, desatando los odios y rencores acumulados durante todo ese tiempo. Una historia con giros inesperados y ritmo enloquecido. Una historia de odios viscerales y venganzas postergadas. Una historia donde nada es lo que parece.
                                                      
He leído críticas muy positivas de este libro. Así que yo he dudado mucho antes de escribir la mía, porque mi discrepancia es tan grande que no sé si hemos leído el mismo libro. Estamos ante un libro muy tramposo, pero las trampas son tan burdas que lo que podría ser una buena novela de misterio y suspense termina por ser una novelucha con aires de grandeza.

Ya su anterior novela “Pasillo oculto” me dejo cierto recelo, pero quise dar una oportunidad a Arno Strobel, porque si tiene algo positivo es que tiene una forma de escribir que hace que la lectura sea ágil y ligera, además no abusa de las descripciones (mas allá de lo necesario).

La trama transcurre en dos tiempos narrativos: por un lado se describe el momento en el que el psiquiatra es detenido por el secuestro y asesinato de una niña (año 1994) y por el otro, tres años después de que el psiquiatra sea puesto en libertad, con la “desaparición” de otra niña (año 2009). Así, vamos viendo el ir y venir de los distintos protagonistas, en el pasado y en el momento actual, correspondiendo cada trama temporal a un capítulo. Los capítulos son cortos y Arno Strobel lo suficientemente hábil como para dejarte con la miel en los labios en cada capítulo para que tengas que seguir leyendo y la lectura sea agradable.

Y hasta aquí mi benevolencia con la historia y con el autor. Las críticas positivas que he leído se basaban sobre todo en dos aspectos: a) personajes bien construidos; b) la habilidad del autor para introducir giros inesperados, para llevarnos por donde quiere para finalmente sorprendernos… (De hecho, en la propia sinopsis del libro se dice: “Una historia con giros inesperados ….. donde nada es lo que parece”).

Voy con el primer punto, el de los personajes.. Quizá los personajes más redondos (pero tampoco me lo parecen) sean los dos policías. El psiquiatra en verdad apenas lo conocemos, mas allá de lo que dice, no conocemos su mundo interior ni su punto de vista, salvo por los diálogos. El interior de este personaje no va más allá de la imagen que el autor nos quiere dar a través de lo que el propio personaje revela en sus conversaciones. Es evidente que nos hace falta un malo. Venga, vamos a crear a uno: prepotente, frío y psiquiatra (para que parezca que maneja muy bien la psique de los demás). Ya tenemos el cliché. Pero claro, en esto de construir personajes con habilidad de manipular una se acuerda de El psicoanalista de John Katzenbach y no hay color (y no precisamente a favor de Strobel).

Veamos ahora otro personaje fundamental en esta trama: Nicole. La mujer por la que enloquecen (de amor) el psiquiatra Joachim Lichner y el policía Bernd Menkoff. ¿Alguien me puede explicar qué tiene de redondo este personaje, además de lo obvio por ser mujer?. ¿Alguien me puede explicar qué se supone que convierte a esta mujer en alguien irresistible?. Porque si pretende el autor presentarnos a un personaje débil y frágil, en realidad lo que consigue es presentarnos a un personaje muy inestable emocionalmente. ¿Muy?.. ¿he dicho “muy”? Quiero decir totalmente inestable. En ningún momento de la novela nos muestra nada de ese atractivo que hace caer a sus pies al psiquiatra y al policía. Y no se nos olvide que Alex Seifert, el compañero de Menkoff también queda obnubilado por esta mujer. En resumen, tenemos lo que queremos que el autor tengamos, pero no porque nos lleve a esta idea con maestría, no. Es porque no deja opción. Estos dos hombres se enamoran de esta mujer hasta limites insospechados y punto (porque le interesa para la trama que tiene el autor en la cabeza). ¿No resulta creíble? No importa, es necesario para los “giros inesperados” que tengo preparados (nos dice Arno Strobel).

Alex Seifert, el compañero del policía enamoradizo y de fuerte carácter (Menkoff). Tan lleno de dudas, tan superfluo, tan carente de carácter… Tan poco policía. Claro, esto es una novela de misterio y suspense, no es una novela policiaca. Y no lo es porque desde luego el procedimiento policial es lastimoso durante todo el libro. Pero tampoco importa, porque sigue siendo lo que le interesa el autor para contarnos “su” historia. Así que si los policías no parecen tales, sino aficionados tampoco es relevante.

Me está saliendo la crítica muy larga, así que voy a por el segundo punto, que era: b) la habilidad del autor para introducir giros inesperados, para llevarnos por donde quiere para finalmente sorprendernos… (De hecho, en la propia sinopsis del libro se dice: “Una historia con giros inesperados ….. donde nada es lo que parece”).

Veamos, si desde bastante (pero bastante) antes de la mitad del libro, ya se nos “desvela” quien ha cometido el asesinato de la niña, una piensa: una de dos: o esto es una tomadura de pelo y ya veremos de qué nos habla el autor el resto del libro; o esto no es lo que parece y el culpable es el que es y no  hay que darle más vueltas. En cualquier caso la “trampa” es tan evidente, tan claramente pasa de repente a señalarte a la persona “culpable” y “malísima” que ya sospechas que para llegar a rellenar todas las páginas que quedan el autor tendrá que dedicarse a crear más sospechas sobre quien ha cometido el crimen para luego darle la vuelta a la tortilla, porque sino no tendría sentido escribir un libro de misterio y suspense sin misterio ni suspense. Está claro que el único objetivo que hay hacia la mitad de la novela hasta casi su resolución es que nos apartemos del verdadero culpable, y para ello os sirvo en bandeja una trampa con forma de tarta para que os la comáis enterita…

Lo siento, no compro. Me parece muy poco hábil, la presunta habilidad del autor para el thriller psicológico y de suspense y de giros insospechados me parece tan burda que aún no entiendo tanta crítica positiva. Como ya he mencionado antes (por no mencionar a muchísimos más autores), John Katzenbach le da muchas vueltas a Arno Strobel en esto del thriller psicológico, los giros inesperados y los personajes “redondos”.

Y termino con un SPOILER (si no has leído el libro, hasta aquí deberías de leer): ¿Hipnosis? ¡ja!